Salud y medicina rural: una crónica en vacaciones.

El Valle de Ancares, en la comarca berciana de León, formando frontera por un lado con la provincia de Lugo, en Galicia y por otro con  Asturias que agrupa a 10 pedanías. Candín es el término municipal del Valle de Ancares , con algunos pueblos en los que viven 2-3 personas. Paisaje extraordinario, aire puro, tranquilidad y sosiego, excelente gastronomía, fiestas veraniegas, gente amable y amistosa y si se desea también hay vida nocturna de bares, juegos de cartas, charlas…una buena elección para las vacaciones, el relax o ¿por qué no? para vivir y trabajar mediante la red.

Candín, como término municipal, es sede del Ayuntamiento y en una de sus salas, Luis, médico rural, pasa consulta de lunes a viernes. También hay una enfermera, Pili.

Candín_1

 Luis tiene un cupo de 400 cartillas, cuyo perfil vendría a ser: mayores de 75 años, mayoritariamente mujeres, viudas y que viven solas. La zona médica que le corresponde  coincide con la administrativa del Ayuntamiento de Candín. Suele ser así. La consulta está adscrita al centro de salud de Fabero, antigua zona minera y a unos 20 kilómetros por carretera de montaña.

 Amablemente acepta contestar a mis preguntas 

 ¿Lo mejor de la medicina rural?: Practicar una medicina de familia.

Puede dedicar el tiempo que considere necesario para cada paciente, escucharlos, ir a visitarlos a casa, conocer a la familia, saber cómo viven, tomar un café y de  paso atender a otros miembros de la familia que no tenía previsto.

Es otro concepto del tiempo, en dónde la cercanía y el trato directo, componen una figura del médico más allá de alguien que los cura: gestiona trámites burocráticos, escucha sus problemas, coordina los tratamientos directamente con los especialistas hospitalarios desde la consulta ( o al menos con los especialistas que colaboran, porque no todos lo hacen y aquí ya interviene la masificación).

Sus pacientes le consultan problemas y dudas de cualquier tipo. El médico es depositario de su confianza en muchas decisiones personales y su palabra suele aceptarse sin cuestionar. Para Luis, esto supone una ventaja, a diferencia de las ciudades en dónde la gente puede cuestionar más los diagnósticos de su médico.

 Además, sus pacientes no se enfadan si tiene que irse a una urgencia y deben esperar. La vivencia del tiempo es diferente a la de las ciudades.

 Hay más ventajas: el buen contacto con la farmacia, a 200 metros. Una llamada al farmacéutico, Manuel,  o viceversa, aclara cualquier duda en el mismo instante.

 ¿Y las desventajas? : la falta de medios diagnósticos.

 En el centro de salud, no hay ecógrafos, ni rayos X. Y el problema de las listas de espera con los  especialistas, que pueden tardar 4-5 meses.

¿Un problema profesional?: realizar guardias y consultas sin descanso.

Casi 36 horas seguidas . Más cansancio, malhumor… repercute en la atención a sus pacientes.

¿Uno laboral?: quizás los traslados sin coche de empresa.

Utiliza su vehículo particular, con unos pagos que no cubren los gastos mínimos de kilometraje.

¿Mayor prevalencia de enfermedades?

– Problemas traumatológicos :caderas, rodillas, osteoporosis, dolores de columna. La avanzada edad de sus pacientes, una posible explicación.

– Problemas reumatológicos: artrosis, artritis.

– Colesterol, hipertensión

– Algún tratamiento contra la depresión e insomnio, posiblemente equivalente al medio urbano.

¿Y menor prevalencia?

La baja incidencia de cánceres  y de demencias (muy baja). Y éstas, cuando se dan, avanzan muy lentamente. Dato importante, dado que la población destaca por su longevidad. Gente de 85 años o más que vienen andando sus 3 kilómetros para llegar a la consulta, que mantienen su propia huerta y a la que le funciona perfectamente la cabeza.  ¿Por qué?. Un buen proyecto de investigación. Quizás el clima, la alimentación…

¿Y la diferenciación por género?

En las mujeres, la osteoporosis. Cierta depresión debida a la soledad. Dificultad para aceptar que ya no pueden atender todo lo que atendían antes. Es causa de una cierta melancolía, tristeza, sin cristalizar en una depresión. Quizás aquí haya una diferencia respecto a las ciudades.

¿Y cómo vive un médico rural la relación con la industria farmacéutica?

El Dr. Rubio, piensa que la presión se ha trasladado a las farmacias, para inducir la compra de uno u otro medicamento. O sigue en hospitalaria con los especialistas, en altas esferas, los estudios interesados…etc.

En primaria, para él, no existe. puesto que receta genéricos o por principio activo y es el farmacéutico, en este caso, quién proporciona la marca. Lo vive como una pérdida de potestad de dispensación. No afecta a la medicina rural, pero indudablemente es un cambio.

¿Y las enfermedades “mediáticas”?

En concreto, me refiero a la gripe H1N1 y a la VPH( Virus del Papiloma Humano). No se siente presionado. Sobre el VPH, prácticamente no tiene pacientes en edad de vacunación y respecto a la gripe H1N1, se está pensando si recomendará o no la vacunación.

Sus pacientes, seguirán su prescripción, sin cuestionamientos.

El Servicio de Salud de la Comunidad de Castilla y León ( SACYL: Sanidad Castilla Y León), también mantiene conciertos con clínicas privadas para la atención hospitalaria.

Olga Fernández Quiroga.

Candín,  agosto de 2009

2 respuestas a Salud y medicina rural: una crónica en vacaciones.

  1. […] charla con Manuel, completa la serie “rural/sanitaria” que comencé conversando con Luis, el médico,  y seguí con Pili,  la […]

  2. […] que completaba una serie de post sobre el tema rural/sanitario que comencé conversando con Luis, el médico, rural y seguí con Pili, la enfermera […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: