El profesor Manuel Castells, la crisis, la vida y la salud

Invitación de la Fundación Cipriano García a la conferencia del profesor Manuel Castells con el título ¿Hay vida después la crisis? Su respuesta: un sí acompañado de una pregunta: ¿qué vida?

Interesantes los discursos que no se cierran con una respuesta, sino que  nos abren otras preguntas, de manera que siempre podamos avanzar en el conocimiento.

Es inteligente la alternativa que propone al capitalismo: no un anti/capitalismo sino un a-capitalismo: ni vivir para trabajar ni trabajar para vivir. Vivir para vivir, con lo cuál nos sigue dejando preguntas abiertas: ¿y qué es eso? y  además, sale de ese discurso a favor/en contra, en donde el eje sobre el que giramos  sigue siendo el capitalismo.

Manel Castells conferencia

Pero ¿qué hago hablando en este blog, de  participación y salud,  de una conferencia sobre la crisis?

1.- Porque es un placer escuchar discursos inteligentes y eso siempre es saludable, a la vez que ejerzo la participación

2.- Porque quiero resaltar una de las cosas que dijo sobre el mercado. Además de oferta y demanda, el mercado también es  cálculo emocional, y ¿qué es el cálculo emocional? Pues, por ejemplo, momentos de euforia y depresión de la gente, o sea que los mercados pueden estar regulados por la percepción que tiene la gente y no por la realidad y, esa percepción se hace realidad. La percepción crea la realidad. O sea, que la realidad, no existe.

Estamos en una economía virtual que no existe, que nadie sabe qué es, pero que funciona como realidad, provocando consecuencias dolorosas para muchos.

El tema es muy estimulante para desarrollar desde muchas perspectivas, y la que me corresponde en este blog, me sirve para relacionarlo con un mecanismo de la locura conocido como alucinación, en dónde el sujeto siente su percepción como real. Y  se me ocurre pensar, como ejemplo, en la anorexia y los centros sanitarios habilitados para su tratamiento, en los que resulta muy fácil realizar un diagnóstico fijo e igual para todas: anorexia y ya está, sin distinguir que es muy diferente cuando la persona, en general una mujer, le dice al profesional sanitario: “o me veo en el espejo”, y éste entiende que se ve mal, gorda, o sea que está hablando mediante una metáfora. En efecto puede ser así en un funcionamiento neurótico, pero si el funcionamiento es psicótico, la frase es literal: no se ve. No tiene imagen. Y el tratamiento, por supuesto, debe ser muy diferente.

Nuca se sabe dónde puede llevar una conferencia del profesor Castells…

Olga Fernández Quiroga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: