Transparencia administrativa, grupos de expertos, y participación ciudadana.

Leo sobre el foro de Davos, una fundación privada que reúne a líderes económicos mundiales (inicialmente eran europeos, ya que fue una idea de un economista suizo, de ahí lo del monte Davos, de Suiza), y me entero de dónde sale, que ya sabíamos por las entrevistas al Sr. Sala Martín, y cómo se elabora uno de esos informes utilizados para medir la competitividad de la economía española. Ese cómo, no lo sabía y me aclara muchas cosas. Recomiendo el artículo del profesor Navarro,  pero a lo que iba, lo del foro de Davos, me recuerda una pequeña indagación que realicé hace unos meses respecto a los grupos de expertos, que son convocados por instituciones en busca de consejo, experto consejo claro, sobre los más variados temas y cuyos informes se convierten a menudo en dictámenes que hay que seguir o como mínimo son decisivos a la hora de tomar la correspondiente decisión política.

El tema objeto de mi indagación, que utilizo como paradigmático, se refería a la Ley de la dependencia. Primero un artículo en diario El País, titulado los expertos reclaman una nueva cotización por la Ley de dependencia, adelanta las conclusiones del informe que un grupo de expertos ha elaborado a petición del Congreso de Diputados. Una semana después el diario Público en otro artículo titulado Sanidad rechaza que los dependientes paguen más, informa que el Gobierno presenta esos resultados, a la vez que rechaza algunas de sus propuestas, de carácter muy liberal (copago, integración de la financiación privada…)

Quería saber quienes eran los expertos y cómo se eligen, así que fui directamente al informe, en dónde me entero: de sus nombres, que son cinco, que es una moción aprobada en el  Pleno del Congreso y que los nombra la Ministra correspondiente. Tengo que ir a los diarios para sumar alguna información más: que la petición es realizada por el partido político CiU, (Convergència i Unió), de Catalunya, que además propone a dos de los 5  integrantes del grupo y que cuatro de ellos provienen del sector universitario y una de una consultoría y que a cuatro los califican de conservadores y a uno de progresista. Hasta aquí la investigación.

Mis conclusiones: (a) tengo que dedicar mucho tiempo para saber quienes son y de dónde vienen (b) tengo que fiarme de las opiniones de los diarios (c) deduzco que la manera de elegirlos es a petición de los grupos parlamentarios  que se ponen de acuerdo.

Total, que si en el ejemplo de Davos, para tener mi propia opinión y valoración tuve que saber que era un informe basado en el análisis de una escuela de negocios, con ideología propia, también debería poder saber los datos sobre los “grupos de expertos”.

"Transparencia"

No se trata de poner en cuestión su competencia, que siempre se le supone, sino de un derecho de ciudadanía, que como tal, debemos ejercer.

Se trata de disfrutar de una administración transparente, con acceso a los datos públicos y su reciclaje. Ya existen muchas iniciativas en este sentido y hablaremos de ello.

Se trata de calidad democrática y en temas de salud pública, con importantes debates sobre el sistema sanitario, su financiación, su equidad… la participación ciudadana pasa por poder encuadrar adecuadamente esos saberes que tendrán repercusiones importantes en nuestra vida cotidiana.

La posibilidad de deliberar comienza por esa información abierta. Solo así, podremos proponer nuestras propias conclusiones y/o soluciones, porque la ciudadanía, también somos poseedores de muchos saberes, susceptibles de mejorar el funcionamiento de nuestras instituciones.

Conocer quienes son, cómo han sido elegidos, de dónde vienen y los posibles conflictos de intereses, esto último, algo que ya es obligatorio, por ejemplo, en la publicación de artículos científicos. Y sin tener que recurrir a los medios de información.

Por cierto, hay algo que siempre me llama la atención: la utilización de la palabra “copago” para referirnos al pago de una parte de los costes de la atención sanitaria, de medicamentos… ¿es un eufemismo? Lo digo porque el prefijo “co”, indica un plural, un acompañamiento. ¿Con quién pagamos? ¿Con la administración? ¿Con nosotros mismos? Seguro que incluso en esta cuestión podría encontrar grupos de expertos que me contestaran cosas distintas.

¿Qué pensáis?

Olga Fernández Quiroga

2 respuestas a Transparencia administrativa, grupos de expertos, y participación ciudadana.

  1. […] gracias por la conversación y me propongo investigar el tema, como intento hacer habitualmente , yendo a las fuentes, intentando verificar datos , porque todo lo que trata sobre la vacuna del VPH , me parece sospechoso y susceptible de […]

  2. […] gracias por la conversación y me propongo investigar el tema, como intento hacer habitualmente , yendo a las fuentes, intentando verificar datos , porque todo lo que trata sobre la vacuna del VPH , me parece sospechoso y susceptible de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: