Presentación del centre d’innovació de l’hospital Sant Pau – i2cat

Me ha gustado asistir a la presentación de un centro como éste, aquí en Barcelona. Colaboración, intercambio de información, innovación. Lo seguiremos y estaremos atentos a sus logros.
Como dijo una asistente, en el turno de preguntas, la definición de innovación, en su primera acepción, según el diccionario de la Real Academia Española (R.A.E.), es:

Mudar o alterar algo, introduciendo novedades

Una única prevención, que siempre me queda flotando por ahí cuando asisto a alguno de estos eventos: el peligro de situar a la técnica muy por encima de la relación terapéutica, que como muy bien saben los profesionales sanitarios y por supuesto sus pacientes, supone un elemento imprescindible de todo proceso curativo. Es algo que hay que recordar, incluso o quizás precisamente cuando hablamos de coste- beneficio o simplemente ahorro.

Hecha esta salvedad en el apartado serio, me voy a permitir unas notas, cogidas al azar y totalmente al libre albedrío de mi subjetividad.
Si deseáis leer la crónica, os remito al blog de Rafa Pardo Inquietudes de Maimónides


Quitar barreras físicas entre profesional y paciente, como puede ser sentarse en la consulta, del mismo lado .
Como fui al evento por invitación de Rafa, ésta es una cita suya sacada de su presentación, que, a estas alturas, ya ha puesto a disposición de todos en el blog de i2health Sant Pau Responde
Me viene a la mente la opinión publicada en nuestra Web e-Criterium titulada “mi médico especialista y su ordenador”

Living Lab: Elaboramos un diseño participativo: primero lo pensamos, luego lo aplicamos, después convocamos a nuestros pacientes, oímos sus opiniones y les hacemos caso aplicándolas.
Un verdadero proceso participativo. Y si seguimos el proceso de retroalimentación, convocando de nuevo a los pacientes para aportar ideas, entramos en la mejora continua

Soportar críticas. Divertirse.
Muy bien, aunque podríamos mejorarlo diciendo “impulsar críticas”

Píldoras de innovación o células de innovación.
El lenguaje no es inocente. Espero que de las dos definiciones, elijan células de innovación ¿Por qué? Pues porque una célula es una unidad de vida, susceptible de desarrolarse en cualquier vertiente, abierta, permeable, con contenido, o un grupo reducido de personas que funciona de modo independiente dentro de una organización y susceptible de colaborar, de innovar…

Y la píldora, aparte de su connotación inicial medicalizante, su acepción más positiva es como un objeto de cura de un organismo enfermo. En el programa aparece como célula.

Aceptar la incerteza al trabajar en temas de salud.
No sólo en salud: es la incerteza misma de la vida, que sólo tiene una certeza: la muerte.

Un apunte final: aunque creo que está en la filosofía colaborativa del proyecto, incidir en que tanto el personal sanitario y no sanitario como los usuarios, son potenciales creadores de ideas y casi siempre desaprovechados. Solo necesitan los cauces adecuados para hacerlo.

Olga Fernández Quiroga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: