EL € X RECETA: insumisión, activismo y participación ciudadana

Ya soy deudora de la Generalitat de Catalunya. Me han dado un documento que certifica mi decisión de reprobar la tasa impuesta por el Govern català a los medicamentos recetados por los médicos del Sistema Públic de Salut. Soy insumisa en el euro por receta, que así se llama el invento, uno más de la larga lista de acciones destinadas a destrozar el que era considerado el mejor Sistema de Salud.

Espero que el Departament de Salut se sienta orgulloso de que una parte de sus ciudadanos seamos sus deudores, rodeado como está de acreedores por todas partes. Aunque solo fuera por esto, nos merecemos un agradecimiento.

Ejercer este derecho no me resultó tan fácil como pueda parecer. A la primer farmacia que fuí, Farmacia Ldos. Romagosa Ortuño, de Avda. Josep Tarradellas, nº 3, de Barcelona, me pusieron toda clase de pegas y no quisieron darme el papel, aunque reconocían perfectamente que debieran hacerlo. Paradójicamente era la semana en que las farmacias decidían realizar una huelga por los impagos de la administración catalana.  A la farmaceútica le parecía bien ejercer su derecho a la huelga, pero le incomodaba, porque le daba trabajo, facilitarme el mío a la insumisión. Además tuvo la cara de decirme que como no era cliente “habitual”, mejor que fuera a molestar a mi farmacia habitual. En mi farmacia habitual, el trato fue completamente diferente. Me facilitaron todo. Esto es lo que yo llamo solidaridad entre compañeros. Supongo que debe haber farmacias y farmaceúticos que tengan esta misma actitud ante sus clientes y por tanto dificultan el ejercicio de este derecho. Lo considero lamentable. El trato hubiera sido otro si en vez de ejercer de ciudadana, ejerciera de clienta y fuera a comprar. Los medicamentos debieran ser algo más que un objeto de consumo y en este caso esta farmacia se comportó como cualquier establecimiento comercial de venta.

Pocas veces los ciudadanos tenemos la oportunidad de actuar tan directa y contundentemente, mostrando, a la vez que el desacuerdo con la tasa, la firme decisión de mantener y mejorar nuestro Sistema Público de Salud, que ya han destrozado suficientemente.

Os animo a actuar ahora para evitar tener que quejarnos después, cuando ya sea demasiado tarde. Una victoria en las próximas elecciones catalanas del 25 de  noviembre, de la colación de Convergencia i Unió (CiU), significaría consolidar este camino destructor para nuestro Sistema de Salud, aunque no lo ponga en su programa electoral.

Es fácil, sencillo, rápido, eficiente y si somos muchos también será eficaz.

Esta guía ha sido elaborada por la plataforma Dempeus, promotores de la Iniciativa Penal Popular , con la ayuda de la revista cafèambllet, la revista gratuita comarcal  que comenzó a denunciar los casos de corrupción en la sanidad catalana.

También en castellano, en la página de Dempeus

Os pedirán  la fotocopia del DNI. Creo que no debieran hacerlo, por eso otra compañera insumisa ha solicitado una aclaración al Síndic de Greuges de Catalunya, que ha aceptado la petición. Estoy a la espera de su dictamen y os informaré del resultado.

Síndic de Greuges. Passeig de Lluís Companys, 7.  08003 Barcelona.

Benvolgut@s,

El passat 23 de juny de 2012, ha entrat en vigor l’aplicació de la taxa sobre les receptes mèdiques prevista a la llei 5/2012, del 20 de març, de mesures fiscals, financeres i administratives i de creació de l’impost sobre les estades en establiments turístic.

Sóc una ciutadana amb medicació crònica i disposo de la corresponent recepta electrònica de la medicació que haig de prendre.

Com considero que se me penalitza per estar malalta i, a més, estic totalment en desacord de la taxa imposada a la ciutadania per part del Govern de Catalunya vull exercitar el meu dret a la insubmissió. I, és aquí on trobo un nou atropellament per quant considero que es vulnera els meus drets inherents a la protecció de dades de caràcter personal.

Seguint el protocol establert l’oficina de farmàcia m’ha de dispensar el medicament, encara que no vulgui abonar la taxa. Llavors la mateixa oficina m’ha de facilitar un formulari que haig d’omplir amb les meves dades personals, per tal que la mateixa oficina de farmàcia el pugui remetre al Departament de Salut. Quan, efectivament, demano omplir el formulari amb tres copies haig de presentar: la recepta, la tarja sanitària, el DNI i lliurar-ne una fotocòpia. Dos copies del formulari se’l queda el responsable de l’oficina de farmàcia i la tercera és per l’usuari.

La llei 26/2010, del 3 d’agost, de règim jurídic i de procediment de les administracions públiques de Catalunya, estableix en l’article 22 al dret a una bona administració, especialment a no aportar les dades o documents que estiguin en poder de les administracions públiques o dels quals aquestes puguin disposar. Dit això, formulo la meva queixa.

1er. Crec que no tinc cap obligació d’aportar fotocopia del meu DNI i lliurar-lo a una persona que exercita una activitat econòmica com és el cas dels cos de farmacèutics de Catalunya.

2on. La Generalitat de Catalunya receptora del formulari que ha preparat a l’efecte per les persones que no vulguem abonar el euro per recepta, té els recursos i disposa de les dades necessàries com és la informació continguda en la consulta de les dades d’identitat (DNI) i només cal que ho indiqui expressament en aquell formulari que se l’autoritza per obtenir-ne la informació. D’aquesta manera no tindria que lliurar a una persona aliena a l’administració la fotocòpia del meu DNI cada vegada que manifesti  que no vull pagar l’euro per recepta.

Finalment, DEMANO, al Síndic de Greuges de Catalunya intervingui en la meva queixa i atengui la meva petició.

El escrito está en catalán, pero se entiende bien que consideramos que la Generalitat tiene los recursos y los datos necesarios para confirmar nuestra identidad y únicamente sería preciso indicar en una casilla que damos nuestra autorización para obtener esos datos.

Por cierto que ahora también pueden unirse los madrileños en el camino de la insumisión, a pesar de que el Consejo de Estado , dictamina que es inconstitucional. Montoro, el ministro del Estado, dudaba de su constitucionalidad cuando pensaba en Catalunya y en Catalunya , harán caso omiso porque no es vinculante.

Así estamos. Un motivo más para lanzarse al apasionante mundo de la insumisión, también llamado activismo social o participación ciudadana. Al gusto.

Olga Fernández Quiroga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: