La Sanidad Pública, el Rey, el Hospital Clínico y la transparencia

mayo 28, 2010

Ahora que el rey Juan Carlos I, ya está en casa, tranquilo y operado, reúno una secuencia de artículos y comentarios, subjetivos y no exhaustivos, a modo de auca moderna sobre el tema. Todo para constatar lo mucho que me fastidia que se oculten datos a la ciudadanía.

Que el rey se trate en el edificio del Hospital Clínico, hoy en día, ya no significa que se haya operado en la Sanidad Pública.

Miguel Angel Mañez en su blog Salud con Cosas, escribía en julio del año pasado con un título contundente: “sanidad privada en el hospital público”, explicando las características del acuerdo del Hospital Clínic con Barnaclínic, en cuya web podéis encontrar la noticia de la operación real.
No os perdáis los comentarios en el post de Miguel Angel, entre ellos el de Enrique Gavilán, que también ahora le dedica una entrada en su blog El Nido del Gavilán comentando la diferencia entre el mundo real y los mundos de Yupi

Y Xavier Bosch en El Periódico, contesta a algunas cuestiones planteadas por Mañez.

Fernando Comas, con sus divertidas y curradas composiciones de Pharmacoserías

Y la fina ironía del Dr. Bonis en la Pella del Gofio demostrando que la medicalización ya no es cosa de plebeyos.

El artículo de Toni Barberà en Dempeus, centrando el tema.

Y tres periódicos: Isaac Rosa, en el diario Público

Antonio Fernández en El Confidencial, con dos artículos: uno a la entrada y otro a la salida

Más el comentario de Arcadi Espada en su blog del diario El Mundo, quién valorando los buenos indicadores que obtiene el Hospital Clínic en investigación, concluye que los hospitales catalanes han integrado mejor la investigación (la excelencia), primándola respecto a la asistencia y la enseñanza.

Y si le responde Rafa Bravo en Primun non Nocere, poco más que añadir.

Y una posible consecuencia comentada en la Web de la Liga del Síndrome de Fatiga Crónica: las listas de espera dobles…

Uy, con tanta transparencia, me he pasado con la extensión. Espero que os resulte útil.

Olga Fernández Quiroga

Anuncios