Al Capone o la redención por los impuestos

febrero 24, 2017

Así como al mafioso Al Capone nunca lo detuvieron por sus crímenes sino por cuestiones fiscales, hoy, leyendo este artículo de Salvador López Arnal, en Rebelión,  me vuelvo a acordar del manifiesto “ens oposem a la legalització de la contaminació radioactiva”

Capone

 

 

Lo traduzco al castellano. Las negritas, links y algunos añadidos (en cursiva), en el texto, son míos.

————————————————————

NOS OPONEMOS A LA LEGALIZACIÓN DE LA CONTAMINACIÓN RADIACTIVA

Desde el inicio de la energía nuclear se ha tenido constancia de que el funcionamiento cotidiano de los reactores emitía elementos y compuestos radiactivos que podían afectar negativamente a la salud de las personas y de todos los seres vivos.

Desde la industria nuclear se ha insistido repetidamente en que dichas emisiones, denominadas de «bajas dosis», eran inofensivas. A petición de personas y colectivos diversos se han hecho estudios con conclusiones que han insistido una y otra vez en la misma idea: que se trataba de emisiones inocuas. El más publicitado, el “Estudio epidemiológico del posible efecto de las radiaciones ionizantes derivadas del funcionamiento de las instalaciones nucleares y radiactivas del ciclo de combustible nuclear españolas sobre la salud de la población que reside en su proximidad”,  redactado en 2009 por el Instituto de salud Carlos III, fue presentado como una investigación «concluyente» de que no había relación entre las centrales nucleares y la salud de la población.

El pasado 29 de noviembre de 2016, en Catalunya, el gobierno del PDECAT (Convergencia) y ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), que gobiernan bajo el nombre de Junts pel sí aprobó, como parte de sus presupuestos para el 2017, el “Proyecto de Ley de medidas fiscales, administrativas, financieras y del sector público; de creación del impuesto sobre el riesgo medioambiental de la producción, manipulación y transporte, custodia y emisión de elementos radiotóxico; del impuesto sobre bebidas azucaradas envasadas; del impuesto sobre grandes establecimientos comerciales, y del impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos »

Aquí el nº 273 del  Butlletí oficial del Parlament de Catalunya de fecha 29 de noviembre de 2016, en el que se presenta este Proyecto de Ley que reconoce en su articulado, entre otras cosas, que la “dispersión de elementos radiotóxicos genera un importante riesgo medioambiental y para las personas, (…)», y declara que quieren cobrar un “impuesto” por las «emisiones rutinarias (…) que se producen en la operación normal de un reactor termonuclear». El Proyecto de ley supone el reconocimiento oficial que el funcionamiento cotidiano de los reactores nucleares tiene impactos en la salud de la población.

Como personas preocupadas por los aspectos sociales de la salud, tanto de Catalunya como de cualquier lugar, consideramos inaceptable que una actividad considerada un peligro para las personas no sea objeto de prohibición o de eliminación progresiva y que, en cambio, se regule con un «impuesto» que permitirá su continuidad.

Un «impuesto» que, además, tiene el efecto perverso de que a mayor contaminación radiactiva más ingresos para el gobierno, y más tranquilidad para las compañías que lo generan; compañías que pueden recuperar la cuantía del impuesto con un incremento de tarifas, por lo que sería la ciudadanía quien terminaría pagando el derecho de estas compañías a envenenar el entorno con radiactividad.

En consecuencia, pedimos la eliminación de todo el Capítulo séptimo del Proyecto de Ley, y las menciones que se hacen del impuesto en otras partes del documento. El gobierno de la Generalidad tiene que renunciar a lucrarse a costa de la salud de la población; es lo mínimo que se puede esperar de un gobierno democráticamente elegido.

Consideramos que lo que debe hacer un gobierno de Catalunya, elegido para representar la ciudadanía, es suprimir esta fuente de enfermedad y sufrimiento, utilizando todos los recursos legales de que dispone.


centrals_nuclears_catalunya

Los que hablamos de los problemas para la salud y el medio ambiente que comporta la energía nuclear,  siempre estamos cuestionados desde frentes diversos como una especie de cenizos en el mejor de los casos o directamente mentirosos y cosas peores en el peor de los casos.

– ¿No quedamos en que todo esto era inocuo?

– ¿No quedamos en que no había ningún peligro?

– ¿Qué tenemos que hacer la ciudadanía? ¿Quedarnos tranquilos porque ya se pagan impuestos y esa es la redención de los pecados?

Este es un caso, muy concreto pero generalizable, que se enmarca en un contexto y una ideología política del mercadeo a todos los niveles: las bebidas azucaradas en estas mismas medidas, el Co2 que se compra y se vende, los vertidos de industrias contaminantes a los que se les van poniendo multas…

Me parece un razonamiento político francamente imbécil.

Aquí se puede firmar (al final del documento)

Olga Fernández Quiroga

Anuncios

Las 1.001 maneras de privatizar la Sanidad Pública en Catalunya

noviembre 10, 2014

Oh, sí, se equivocan los que piensan que el Gobierno catalán está tan entretenido en el proceso independentista que no se ocupa de otras cosas….bueno al menos al Conseller de Sanitat, Ruiz, le han relevado de tan excelsas ocupaciones y él a lo suyo.

Veréis, en Catalunya somos muy sutiles con esto de las privatizaciones. Muy poco a poco, sin que se note demasiado, sin enfadar mucho a nadie, lo vienen haciendo desde el inicio de las transferencias, aunque últimamente viendo que en Madrid y otros sitios del Estado, “van per la dreta” se han animado mucho y si no hubiera sido por la cascada corrupcionista (corruptores, corrompidos, defensores de los corruptores…etc) en el Departament de Salut, irían a mucha más velocidad.

Pero siguen yendo, no paran y aquí os explico un bonito método privatizador, practicado asiduamente, aprovechando esta noticia del diario el País firmada por Jessica Mouzó Quintás.

Supongamos que soy el hospital público A y el Cat Salut, el organismo proveedor del Departament de Salut de Catalunya, me concede para este año 100€ para realizar operaciones de cataratas. Como cada operación vale 10 €, pues me llega para realizar 10 operaciones.

– Uy, Sr. Cat Salut,-dice el hospital público- es que tengo 20 operaciones más para realizar. Las pongo en listas de espera.

– Uy no- dice el Cat Salut- que el Honorable Conseller Ruiz, después del lío que organizó en el Parlament dando datos “inexactos” (por no decir falsos) sobre las listas de espera, ha prometido que ninguna operación esperará más de 6 meses.

– Entonces ¿Nada de listas de espera? Bien, nos incrementan el presupuesto. No hay problema, podemos asumir perfectamente el trabajo. ¿Abrimos esos quirófanos que hemos cerrado y están inactivos?

– No, no hay presupuesto. Lo solucionamos a la catalana. Les vamos a derivar esas 20 operaciones, a los hospitales privados. Lo harán muy bien y problema solucionado. Además, hay que repartir, que de eso se trata, que todo el mundo pueda ganar. Es lo justo. Y el Conseller puede decir que cumple su promesa respecto a las listas de espera.

Y aquí se debería acabar la historia, con ese dinero que no había, pero que hay…pero no. La historia no se acaba y tiene cola. Resulta que surgen, ¡ay! problemas postoperatorios.

– Que los pacientes vayan al hospital privado dónde se han operado si surge cualquier problema.

Pero los hospitales privados dicen:

– Lo siento. No puede ser. El trato es realizar la operación. Sólo nos pagan por esto. Nada más.

– Y ¿qué hacemos entonces con los pacientes que tienen problemas?

– Eso ya no es problema nuestro mafalda

Plata en los cabellos… Oro en los dientes… Piedras en los riñones…  
Azúcar en la sangre…
Plomo en los pie
s...
Hierro en las articulaciones…
Y una fuente inagotable de Gas Natural en el vientre.

¡¡¡Nunca pensé que a partir de los 50
pudiera llegar a tener tanta riqueza interior!!!

 

Así que, sin el optimismo de Mafalda, los pacientes vuelven al primer Hospital A, que puede ser la Vall d’Hebrón, Bellvitge, el Hospital del Mar….etc. porque aún sigue existiendo eso que llaman Sanidad Pública, aunque ya no sea universal y allí son atendidos, también con dinero público.

¿Imaginativo verdad?

– Claro, ¿Cuál es el problema? Win Win (todos ganamos).

Si alguien tiene alguna mínima duda de que no estamos hablando de recortes, sino de un plan perfectamente planificado para la destrucción del Sistema Público de Salut y que se llevará a cabo (si no lo evitamos), fase por fase, que vaya a la Consellería de salut y seguramente lo contratarán.

En esta historia faltan la voz de los pacientes y la voz de los ciudadanos. Ahora ya, sin ninguna gracia.

La de los pacientes, que sufren arrastrando su enfermedad de un sitio para otro y que son tratados como simples organismos, en el mejor de los casos, sin que importe su sufrimiento. Sólo son lo que vale una operación de cataratas (supongamos). Sin más.

Y falta la voz de todos nosotros, las de los ciudadanos, considerados como idiotas, como le gusta decir a Esperanza Aguirre, la ex-Presidenta de la Comunidad de Madrid y promotora de la privatización salvaje en la sanidad madrileña.

– A la gente, qué más les da quién está detrás del hospital A o el B. Lo importante es que les atiendan y ya está.

Otro día analizaré esta idea que comparten muchos gobernantes respecto a sus gobernados o siervos o votantes y que nunca alcanzamos, para ellos, la categoría de ciudadanos.

Olga Fernández Quiroga

 


Pel dret a decidir també la nostra salut i el Sistema Sanitari de Catalunya

julio 23, 2014

Actualización de 24 de julio de 2014: Aquí tenéis el enlace para ver el documento de la ANC retirado de su Web.

Actualización de 23 de julio de 2014: ha desaparecido de la Web de la ANC el documento de la sectorial de sanidad, por eso al clikar en los enlaces, sale la página de la ANC pero sin el documento. Que yo sepa, hasta el momento no hay ninguna explicación, así que supongo que este manifiesto está haciendo su trabajo.

La sectorial de sanitat de la Assemblea Nacional Catalana (ANC)  ha colgado en su Web un documento para definir las líneas maestras de lo que podría ser el sistema sanitario en una Catalunya independiente.

Pel dret a decidir també la nostra salut i el Sistema Sanitari de Catalunya (por el derecho a decidir también nuestra salud y el Sistema Sanitario de Catalunya), es el documento colaborativo que da respuesta a una declaración que fija un sistema sanitario privatizado y dirigido por intereses economicistas que nada tienen que ver con la salud de las personas ni por supuesto con la independencia de Catalunya.

Simplemente es el modelo de un sector cuyo objetivo es ganar dinero, obtener beneficios a costa de la salud de la población. Es su modelo. Un modelo que se repite en otras comunidades del estado, impulsado básicamente por el sector ultraconservador del PP y asumido por CiU y que se basa en el ya trasnochado y fracasado modelo tacheriano que fue aplicado en el desmantelamiento del sistema público inglés, el NHS. No es el mío ni creo que el que quiere mucha gente para Catalunya. Tanto si son independentistas como si no lo son. Tanto si forman parte de l’ANC como si no.

Aquí está el manifiesto.

 En català

POR EL DERECHO A DECIDIR TAMBIÉN NUESTRA SALUD Y EL SISTEMA SANITARIO DE CATALUNYA

Cada día nos golpea la noticia de un nuevo recorte en salud, de cierre de camas, quirófanos y servicios, de incremento de las listas de espera, de nuevas precarizaciones en las condiciones de trabajo del personal del sector y de derivaciones injustificables de la sanidad pública a la privada. Cada día aparece una nueva amenaza contra la integridad del sistema de salud catalán, como el intento de desguace del ICS en Lleida y Tarragona, o se desafía nuestro entendimiento y razón con declaraciones del todo irreales sobre el “estado del bienestar” que disfrutamos o que cualquier empeoramiento en la calidad y atención a la sanidad pública es un mito. Pero la realidad es la que es, poco transparente y con nichos de corrupción que corroen el sistema de salud, como demuestran las demandas judiciales a las que exige transparencia, o el menosprecio de quien quiere y hace las cuentas claras, y últimamente también, cada día , represalias de todo tipo contra las personas que cuentan la verdad sobre las urgencias colapsadas, o los recortes a la dependencia, y que, a pesar de sus limitaciones, se organizan para defender un sistema de salud realmente universal y los derechos y la dignidad en la atención y el trato a las personas enfermas.

Nuestro sistema sanitario público está atravesando un momento crítico que puede hacer imposible su recuperación. Creemos que hay que decir basta y denunciar el desguace del sistema de salud, así como el servilismo a los intereses de la industria farmacéutica y de productos sanitarios, y los fondos de inversión que han convertido la sanidad en su objetivo de negocio. No sólo hay que denunciar las políticas contrarias a la salud y del bien común del consejero Boi Ruiz (que ya dejó claras sus fidelidades desde el primer momento al recomendarnos que nos hiciéramos de una mutua) sino denunciar también la pretensión de confundir la soberanía del pueblo de Catalunya con el propio interés particular y de clase de una minoría que elabora Manifiestos (1) y proclamas recurriendo a los tópicos de siempre del mundo empresarial privado de la sanidad. La propaganda ideológica no puede ocultar de quién son los argumentos y para qué sirven las herramientas pretendidamente apolíticas, los autores que muy poco tienen que ver con la salud pública y la soberanía del pueblo de Catalunya y el bienestar de su gente.

Para conquistar la soberanía también en salud y sanidad: actuar sobre los verdaderos determinantes de la salud.

La salud no es una cuestión individual, exclusiva de cada persona. La salud colectiva, de todos y todas, depende sobre todo de condiciones sociales, económicas y políticas. El Congreso de Médicos y Biólogos de Perpiñán de 1976 definió la salud “como aquella manera de vivir autónoma, solidaria y gozosa», descripción que pone en evidencia que la salud es una vía de promoción de la libertad y la equidad. Lamentablemente, la mayoría de personas tampoco tienen en Catalunya una situación vital, económica o laboral adecuada con la que poder disfrutar y compartir una vida plenamente saludable, independiente, fraternal y alegre, y menos en tiempos de crisis. Y ahora, cuando los determinantes de salud se desmoronan, se toma la determinación de reducir el sistema de apoyo social y el sector sanitario que podrían, al menos, paliar sus efectos más devastadores. La malnutrición de los niños, los desahucios continuados y el incremento de suicidios en Cataluya nos están diciendo que no se hacen las políticas que la población necesita ni las inversiones sociales y de refuerzo de los servicios públicos. Y tampoco se emprenden las medidas que pueden afectar en positivo a las personas, pues la sanidad sólo contribuye en una parte de nuestra salud.

Las decisiones cruciales relacionadas con valores sobre lo que es bueno o malo para la sociedad y para la salud se toman en el terreno de la política. Es por este motivo que, fuera del ámbito sanitario (como, por ejemplo, economía, trabajo, urbanismo, educación, etc., y también a la hora de elaborar los presupuestos) se debe tener en cuenta, ahora más que nunca, su impacto en la salud, en una aproximación que se ha denominado «salud en todas las políticas». (2)

 Puntos básicos de sanidad y salud para una Catalunya de todos y todas

Por todos los argumentos anteriores queremos someter a amplio debate unos puntos básicos que consideramos relevantes para dar alternativa a la privatización-mercantilización y biomedicalización de la salud pública, apartándola de la influencia del complejo industrial médico-farmacéutico y biotecnológico. (3) Queremos construir una propuesta de programa para la Salud y la Sanidad Pública en Catalunya que pueda ser, en su caso, un punto de encuentro y confluencia para la mayoría de organizaciones que defienden la salud y una sanidad pública para todas y todos, de calidad y acceso garantizado, al servicio de la población de Catalunya.

1. – En este sentido, hay que garantizar el Derecho a la protección de la salud y a un modelo de asistencia sanitaria pública, de cobertura universal y sin exclusiones, equitativo y financiado suficientemente por impuestos progresivos. No es cierto que la sanidad pública sea deficitaria. En la medida en que debe responder a costes y beneficios públicos, su déficit lo provoca, entre otras cuestiones, una financiación insuficiente, las carencias en la ejecución y control presupuestario. El déficit en la sanidad pública se debe también a su poca transparencia y es, por tanto, de responsabilidad política, también en Catalunya (4). Garantizar este punto supone la derogación de las leyes, decretos y otros instrumentos jurídicos que se opongan a estos principios generales.

2. – Plan de nacionalización de los servicios públicos de salud. Convertir el Servicio Catalán de la Salud (SCS) en el Servicio Nacional de Salud de Cataluña (SNSC), con funciones de planificación, financiación, gestión y evaluación de los servicios de salud públicos, integrales e integrados de Catalunya. La sanidad pública tiene un valor social indudable porque contiene, cohesiona y crea sinergias en la investigación, formación, docencia, prevención, atención, rehabilitación y cuidados y es la única que permite trabajar para mejorar los determinantes de la salud y la enfermedad. Entendemos que la sanidad privada se ha de financiar privadamente, y que la colaboración pública-privada existente debe ir limitando su ámbito, donde exista, hasta su total separación y definitiva eliminación, ateniéndose mientras tanto a los intereses de la sanidad pública.

3. – Con el criterio de que todo lo que se paga con dinero público debe ser público, es necesaria la definición y declaración, por parte del SNSC de los proveedores públicos como medio propio del SNSC: progresivamente la totalidad de las entidades SISCAT, con hospitales de la XHUP y/ o con equipos de atención primaria, deberán pasar a ser entidades que sean medio propio de la Generalitat. (5) Este punto implica también la eliminación de las puertas giratorias en la sanidad pública y que las personas incriminadas por corrupción sean juzgadas y castigadas.

En este sentido, alertamos de la propuesta de la sectorial de sanidad de la ANC (en la que ha participado Helena Ris actual directora general de la Unión Catalana de Hospitales, y que ya habíamos leído del asesor de Artur Mas, José María Vía) de no contabilizar como “administración pública” los consorcios sanitarios, cuando es precisamente esta consideración la que permite el control de la gestión que hacen de los fondos públicos por parte de las instituciones democráticas, y que se demuestra totalmente necesario a tenor de las gravísimas irregularidades descubiertas en el sector concertado en los últimos años. De no seguirse la directiva europea de la SEC-95 de integrar las EPIC en el sector público a efectos contables, las irregularidades detectadas, aunque ilegítimas, habrían podido tener cobertura legal. (6)

4. – Sobre política de los medicamentos: Queremos un sistema de salud sin la omnipresencia de la industria farmacéutica, y en el que se regulen y se vigilen los conflictos de intereses de políticos, gestores y prescriptores, y se seleccionen los que de verdad son necesarios, de manera que se deje de comprar humo a precio de oro en el mercado internacional de las tecnologías. La industria farmacéutica no puede ser marketing disfrazado de formación médica.

5. – Refuerzo de la Atención Primaria y Comunitaria, como instrumento básico para la resolución e integración de los circuitos e intervenciones que se realizan sobre la ciudadanía del territorio con una dirección general única para todos los equipos de atención primaria del territorio. Sobre este punto, insistiendo en asegurar la transparencia, equidad, universalidad, eficiencia, autonomía de gestión, evaluación independiente y preeminencia de la Atención Primaria con un Código ético común de todos los servicios, autonomía de gestión (no autogestión) de los gobiernos sanitarios territoriales, centros y profesionales. Y evaluación independiente (7) con transparencia absoluta de resultados en salud y gastos.

6. – Restauración de la Agencia Catalana de Salud Pública con las funciones de la Ley General de Salud Pública de Catalunya, reforzando los programas de prevención, promoción y protección de la salud (como por ejemplo: alimentos, medio ambiente, salud laboral, salud mental), promoviendo el enfoque de salud en todas las políticas, a fin de orientar las prioridades no sólo a los principales problemas de salud, sino los determinantes sociales de la salud.

7. – Derogación de coREpagos sanitarios y farmacéuticos y compromiso de no imposición de nuevas tasas como el euro por medicamento, como se ha demostrado, significan barreras de acceso al tratamiento. Son impuestos a la enfermedad, especialmente injustos y regresivos porque nada tienen que ver con la renta o la riqueza de las personas enfermas.

8– Derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en el sistema público, como mínimo en los plazos actualmente en vigor, y sin penalización en el Código Penal, que apodere a las mujeres como personas autónomas y con derecho a decidir, y que vaya acompañada de acciones de educación sexual y afectiva para toda la población (hombres y mujeres).

9– En una visión mucho más integral de la sanidad y la salud que incorpore los aspectos biológico, psicológico y social, hay que poner el acento en el papel del trabajador / a social, que junto con el personal sanitario médico y de enfermería de atención primaria, constituye una figura local muy cercana a los sectores más vulnerables y que requieren más solidaridad social.

Entendemos, por último, que es necesario fomentar la participación ciudadana empoderada en sanidad y salud en el sentido de favorecer la democracia real para mejorar la sanidad en Catalunya, pero también democratizar la Salud Pública a partir del análisis y seguimiento de los Determinantes Sociales y para reducir las desigualdades.

 La participación: clave de la soberanía de los pueblos en salud

De manera similar a como nos alertan con el Manifiesto Ultima llamada” que la vía de crecimiento que sigue el sistema es un genocidio en cámara lenta, ya en el año 2000 en la Conferencia de Bangladesh se valoró que una gran parte de la población mundial no tenía acceso ni a la tierra ni a sus recursos, ni tampoco a alimentos, enseñanza, agua potable, saneamiento, vivienda, empleo y servicios de salud.

Bangladesh se sumó a la denuncia de que los recursos se estaban agotando a una velocidad aterradora, y que la degradación de la naturaleza significaba una amenaza para todo el mundo, incrementando las desigualdades en salud con la «concentración de los recursos en manos de pocas empresas que se esfuerzan en maximizar sus ganancias privadas». Las directrices de las políticas económicas se alejaban de las instituciones democráticas y quedaban en manos de un pequeño grupo de gobiernos poderosos, e instituciones internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial del Comercio. Las medidas impuestas, que significan deuda en muchos casos impropio, junto con las actividades no reguladas de las empresas transnacionales, han tenido efectos severos en las vidas y en las formas de ganarse el jornal, en la salud y el bienestar de poblaciones, tanto en países del sur como del norte. La política desatiende las necesidades de la población en reducir la financiación presupuestaria a los servicios públicos y en concreto a la sanidad, aún más amenazada con la negociación secreta de  TTIP. (Tratado de Comercio e Inversiones Unión Europea-Estados Unidos)

No es extraño, pues, que las organizaciones y movimientos de los pueblos se consideren «fundamentales para los procesos de toma de decisiones sean más democráticos, responsables y transparentes” y se puedan garantizar los derechos cívicos, políticos, económicos, sociales y culturales, con un nuevo papel de los medios de comunicación acompañando la sociedad civil en el control de la implementación, desarrollo e impacto de las políticas. Porque vale también hoy para Catalunya, y por toda la riqueza del análisis político, de género y de clase de la Conferencia de Bangladesh, queremos terminar este texto con su definición de salud, que es una de las más impactantes que se han escrito y de las que más llama a la reflexión y a la acción:

«La salud es un asunto social, económico y político, y es, sobre todo, un derecho humano fundamental. La desigualdad, la pobreza, la explotación, la violencia y la injusticia están en la raíz de la mala salud y de las muertes de los pobres y los marginados. La salud para todas las personas significa que deben desafiar los intereses de los poderosos, que hay que hacer frente a la globalización y que las prioridades políticas y económicas deben cambiar de forma drástica. »

Barcelona Julio de 2014[i]

[i] [i] Notas:
https://assemblea.cat/sites/default/files/documents/DTSalut.pdf
2 Vere Borrell, C., i Benach, J., “Els determinants socials de la salut” ahttp://espaifabrica.cat/index.php/el-preu-de-la-salut/item/794-els-determinants-socials-de-la-salut#footnote-13124-6
3 En este sentido, también, Martínez, Ana i Vergara, M., (coord.) i Benach, J i Borrell, C., (dir. científics) (2014) Cómo comercian con tu salud, Privatización y mercantilización de la sanidad en Catalunya, Icaria.
4 Ver de Sibina, M., i Dante, A., (2013) Artur Mas, on són els meus diners?
5 En este sentido se deberán tomar las siguientes medidas:)

-Que conste en los estatutos de la entidad que es medio propio del SNSC

-Que sea acreditado por el Sistema con las garantías de calidad y sostenibilidad

-Que el proveedor acepte mayoría de representantes del SNSC en su consejo de administración

-Que firme el código ético y acepte explícitamente los valores del proveedor público (servicio público, no ánimo de lucro, no práctica privada en centros públicos, incompatibilidades, no puertas giratorias
6 La SEC-95 es percibida por los sectores que la denigran como un ataque al modelo de autonomía de gestión. Una autonomía que gestión que, de manera acreditada, ha facilitado la comisión de irregularidades muy graves. La propuesta de huir del SEC-95 no sólo no aporta ninguna solución a esta situación sino que profundiza la opacidad y la falta de rendición de cuentas que la facilitan La propuesta de la ANC, pues, persigue una huida del derecho público que tanto molesta a los gestores del dinero público. De hacerse realidad, estos gestores tendrían las puertas abiertas para profundizar en un modo de gestión que aleja la sanidad del control democrático y que deja las manos libres para que cosas como la opacidad, las puertas giratorias y los concursos a medida para las empresas de los amigos tengan carta de naturaleza.

7 Agència de Qualitat i Avaluació Sanitària (AQAS)

 Primeras firmas

Josep Martí (CAPS)

Olga Fernández Quiroga (CAPS)

Carme Borrell (CAPS)

Angels Martínez Castells (Dempeus per la Salut Pública)

Sergi Raventós Panyella (Dempeus per la Salut Pública)

Vanessa Puig (Dempeus per la Salut Pública)

Antoni Barbarà Molina (Dempeus per la Salut Pública)

Gemma Tarafa (GREDS -EMCONET, UPF)

Joan Benach (GREDS- EMCONET,UPF)

Joan-Ramon Laporte(Fundació Institut Català de Farmacologia)

Montse Vergara (Dempeus per la Salut Pública)

Joan-Ramon Lladós (Dempeus per la Salut Pública)

Albano Dante -Fachin (Cafeambllet)

Marta Sibina (Cafeambllet)

José Aznar (advocat)

Luisa Blanco Delgado (advocada)

Matilde Barrabès (advocada)

Elena Alvarez (Dempeus per la Salut Pública)

José Alberto Moreira da Silva (Dempeus per la Salut Pública)

Alex Bosso Gaspar (UPF)

Maria Eugènia Sanchez Carreté (Dempeus per la Salut Pública)

Josep Cabayol (SICOM)

Frederic Pahisa (SICOM)

Siscu Baiges (SICOM)

Carmina Olivé (Dempeus per la Salut Pública

La lista de firmantes, que se va incrementando día a día

Para firmar el manifiesto puedes enviar tu firma a:  caps@pangea.org

Y aquí algunos links a entidades que han subido este documento y/o artículos en prensa

 CAPS en pdf

Dempeus

La ratera

Punts de Vista

Cafeambllet

Podem Sanitat Catalunya

Catalunya plural

El diario.es

Reacción de directe.cat, que lo toma como un ataque

 Intersindical Alternativa de Catalunya

Olga Fernández Quiroga


Por un Mejor Sistema Público de Salud

diciembre 18, 2011

Convocados por el Centre d’Anàlisi  i Programes Sanitaris (CAPS), nos hemos vuelto a reunir varias asociaciones y entidades, Dempeus per la Salut Pública, Fòrum Català d’Atenció Primària (FoCAP)Associació Catalana per la Defensa de la Sanitat Pública /Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (ACDSP-FADSP), Grup de Recerca en Desigualtats en Salut/Employment Conditions Network  (GREDS-EMCONET-UPF) Fundació Congrés Català de Salut Mental Fundació (CCSM), profesionales de la salud y ciudadanos a título individual, para debatir e intercambiar opiniones, aprender unos de otros y finalmente elaborar este documento que hemos titulado “per un millor Sistema de Salut”, en dónde hablamos de cómo mejorar el Sistema Público de Salud. Mejorarlo. Expandirlo. Propagarlo.Universalizarlo del todo y para todos.

En estos tiempos en los que el dinero, los beneficios y las plusvalías, son los dioses de una mitología llena de corrupción e hipocresía; cuando las personas y su sufrimiento, no importan; en dónde hay unos cuantos que piensan que a ellos no les tocará, porque se ven en la clase de los vencedores que ahora ponen y disponen sobre la vida y muerte de la gente, con una voracidad que tarde o temprano les llevará a ahogarse en su propio vómito.

En estos tiempos, os presentamos este documento colaborativo, hecho de manera voluntaria, con esfuerzo y muchas ganas de compartirlo. Hacedlo servir. Es para todos, incluido el Conseller de Salut de Catalunya, Sr. Ruiz y todos los que le acompañan en su intento de destruir este Sistema Público de Salud, que intentemos mejorar.

Aquí tenéis el documento reducido, de 11 páginas, en castellano: RESUMEN, CONCLUSIONES Y PROPUESTAS

 

Y aquí el documento completo de 78 páginas, en català

 

Olga


LLEI ÒMNIBUS: anàlisi dels canvis en el Sistema Sanitari

septiembre 20, 2011

Li agraeixo molt al meu col·lega de grup de treball Santi Marimon, que em permeti publicar l’anàlisi que ha fet sobre la llei Òmnibus que a nosaltres ens serveix com a document de treball, i que posem a disposició de tothom, per si també us pot servir de referència.

Aquesta llei,  no sols canvia aspectes fonamentals del Sistema de Salut, sinó que afecta a un munt d’àmbits i defuig el mínim respecte a la ciutadania, pràctica que no sols està fent aquest Govern de CiU, sinó que darrerament és una moda aprofitar l’aprovació dels pressupostos per introduir lleis d’acompanyament que ni tan sols poden ser discutides al Parlament ni per descomptat amb la participació de la ciutadania. Això no és ni fer política, ni fer democràcia.

Us proposo un exercici: llegiu-la tenint en compte el nom que li han posat: “Avantprojecte de Llei de simplificació, d’agilitat i reestructuració administrativa i de promoció econòmica de la Generalitat de Catalunya. Us sorprendrà el sentit que adquireix.

Però també afecta a Serveis Socials, Habitatge, Urbanisme, Transport, Medi Ambient , Cultura…

Alguns enllaços com a mostra

Sobre vivenda al diari el país

Anàlisi del Sindicat Comissions Obreres

La llei en pdf

Sobre Medi Ambient: ecologistes en acció

Fins i tot la privada els hi toca el crostó

Entrada a la viquipèdia

La Fundació per la Pau presenta al·legacions

Amb campanya de signatures a Twitter

Pàgina  Facebook

Al Transport Públic

A Dempeus

…ad infinitum. Ja n’hi ha prou. Ho deixo aquí…de moment.

Olga


Pressupostos Salut 2011: una alternativa raonada i raonable

julio 8, 2011

Aquest és un document que analitza els pressupostos per a la Salut presentats pel Govern de CiU de la Generalitat de Catalunya i a data d’avui consensuats amb l’acord del PP.

És un document col·laboratiu per iniciativa del CAPS,  que hem fet un grup de professionals relacionats amb l’àmbit de la Salut,  amb la direcció de Agustí Colom, Santi Marimón i Toni Tuà, a títol individual i/o integrants de diverses associacions/entitats, sense ànim de lucre (ningú hem cobrat res) i que posem a l’abast de tothom per compartir i difondre, però sobre tot és un document rigorós, raonat i raonable, que vol presentar una alternativa a les retallades impulsades pel Govern, amb l’excusa pressupostària. I dic excusa perquè  suposa un canvi de model: el desmantellament de la Sanitat Pública. Un canvi que no s’atreveixen a dir clarament a la ciutadania i que tampoc estava al programa electoral de CiU, com podreu comprovar en aquest altre treball que varem fer per a les eleccions. Això és el que resulta inacceptable i i desprestigia l’acció política.

El text, que va ser presentat el divendres 8 de juliol a la seu del Col.legi de Periodistes de Catalunya,  ho podeu llegir en català o traduir amb el traductor del bloc, perquè les conclusions, més enllà del números concrets, son perfectament aplicables a d’altres models del Sistema Nacional de Salut en els diferents Servicios Nacionales de Salud. Us copio les 9  conclusions i  les 10 propostes.

4.CONCLUSIONS DE L’ANÀLISI DELS PRESSUPOSTOS DE SALUT 2011

1. La retallada de la despesa real proposada en relació a la realitzada el 2010 es del –14,2%

2. Si tenim en compte l’increment de l’IPC la disminució de despesa del 2011 serà del –17,7%

3. Això situa a Catalunya amb una despesa en salut encara més per sota dels països de la UE-15 i d’altres comunitats autònomes, amb una despesa per càpita de 1.206,98 e.

4. En el capítol de personal, al 2011 hi ha una retallada del 7,41% (ICS) respecte a l’inici del 2010, si ho calculem per la resta del sector (XHUP) representa una disminució de despesa en personal de 230 milions d’euros, que representa un equivalent a prescindir de 7.000 professionals i treballadors/es del sector.

5. En conclusió: “retallar per fer sostenible” no és possible. Retallar és tenir una altra cosa més petita, disminuïda, però que pot seguir sent poc sostenible.

6. Per la sostenibilitat del Sistema de Salut cal reestructurar, reordenar, reorientar i augmentar el finançament.

7. Ens podem preguntar: estem gastant massa? NO, a Espanya la despesa pública en salut és un 6,7% del PIB, inferior a la mitjana del la Europa dels 27 països que és del 7,4%. A Catalunya la despesa pública en salut és encara inferior: 5,86% del PIB (2009).

8. La despesa pública en salut per càpita d’Espanya al 2008 era de 1.554 €. (el país núm. 21 de la OCDE) Recordem que a Catalunya amb les retallades de despesa proposades pel 2011, la despesa per càpita serà de 1.206,98 €. Tenim un nivell de Estat de Benestar en Salut inferior el nostre nivell de riquesa relativa i molt per sota de la mitja dels països europeus i d’Espanya.

9. Que caldria fer?: Els ingressos tributaris, aquesta és la qüestió. La mitjana d’ingressos tributaris dels països de la UE-16 eren del 40,2% del PIB mentre que a Espanya és del 32%, es ha dir 8,2 punts per sota

 5.QUE CALDRIA FER COM ALTERNATIVA A AQUESTS  PRESSUPOSTOS

1. Augmentar els ingressos, fiscalitat progressiva i a nivell de la mitja del la UE-15

2. Optimitzar les despeses tenint en compte els valors: equitat, eficiència i qualitat

3. Transparència en la informació: de resultats en salut, econòmica i de concerts, identificant centres i territoris, dades obertes.

4. Oferta de serveis i avaluació planificada en termes de necessitat i equitat en salut, evitant les retallades lineals.

5. Reducció, sinèrgies, fusions entre proveïdors. Optimitzant ofertes de terciarisme, de compres, serveis comuns, innovació, etc

6. Prendre les mesures en despesa de farmàcia descrites en aquest document.

7. Més prevenció i protecció de la salut, desmedicalitzar. Salut en totes les polítiques.

8. Fer l’assistència allà on sigui més eficient amb igualtat de qualitat. Potenciar la Primària amb més recursos i autonomia per poder ser més resolutiva i fer el paper de coordinació de l’atenció sanitària.

9. Implicar, responsabilitzar, donar autonomia, apoderar als i les professionals i a la ciutadania amb instruments de participació real en el sistema.

10. Situar les retribucions dels professionals i treballadors i treballadores del sector al nivell que els hi correspon per la seva qualificació i responsabilitat

Barcelona Juliol de 2011

Añadido septiembtre 2011: artículo en castellano de la revista Sin permiso

 


Límite de 80 km/h y velocidad variable para la mejora de la salud y el medio Ambiente

febrero 14, 2011

Hoy, es todo un privilegio contar de nuevo con la firma del Dr. Josep Martí Valls, Pep Martí entre nosotros, inaugurando una nueva categoría en el blog: el Medio Ambiente como importante determinante de salud.

He sacado estos datos del Informe del Medio Ambiente y la Salud elaborado por el Centro de Análisis y Programas Sanitarios (CAPS) con el apoyo del Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible (CADS) de la Generalitat de Catalunya, en noviembre de 2010.

Se puede consultar todo el informe en los dos enlaces. En este Informe decíamos, como conclusiones de este tema y según las experiencias en varias ciudades europeas que habíamos consultado y en el Área Metropolitana de Barcelona, lo siguiente:

Límite de velocidad a 80 Km/h.

  • Hay una mejora de la calidad del aire debida a una reducción del consumo de combustible y de las emisiones de los contaminantes primarios.
  • Hay una reducción del ruido.
  • Mejoran las condiciones de circulación (incrementa la fluidez) y la seguridad (disminuye el número y gravedad de los accidentes).
  • Referente a la salud, la disminución de los niveles de contaminación implican un incremento de la esperanza de vida de la población.
  • La aplicación de esta medida parece dar resultados positivos, pero debe ser complementada con otros.
  • Estos datos no son fácilmente extrapolables a otras regiones y países ya que dependen de muchos factores (el número de vehículos que circulan, el parque de vehículos (antigüedad, tipo de combustible, mantenimiento etc.).
  • La eficacia de esta medida podría justificar la aplicación en otras poblaciones de grandes dimensiones en Cataluña.
  • En otros países donde se ha aplicado la misma medida, se han conseguido mejoras más destacables. En Rotterdam (Holanda), la disminución de las emisiones de NOx procedentes del tráfico fue del 25% en 2005, lo que podría indicar, que aún se puede hacer un esfuerzo mayor en esta dirección.

Velocidad variable

  • La velocidad variable hace disminuir las congestiones y mejora la fluidez del tráfico (lo que evita las frenadas y los arranques donde se emiten gran parte de los contaminantes). En consecuencia, el consumo de combustible disminuye, así como las emisiones de contaminantes atmosféricos con el consecuente beneficio para la salud.
  • La implementación no supone un gran gasto económico y el sistema funciona de manera bastante autónoma una vez puesto en marcha.
  • Es muy importante adaptar la integración de la información según las necesidades específicas de cada región (meteorología, densidad de tráfico, estado de las carreteras, etc.); Cuantos más datos se evalúen, más eficiente será la medida.
  • Hay que poner especial atención en la duración de los trayectos, ya que se ha visto que en muchos casos puede incrementarla. Se debería procurar minimizar este incremento, ya la vez hacer entender a los conductores que los beneficios de la medida lo merecen.
  • Reducción evidente de los accidentes y de su gravedad.
  • Se aprecia una reducción del ruido.
  • Las políticas de información y sensibilización sobre la medida son importantes para asegurar el buen funcionamiento de la medida y obtener el cambio de conducta de los usuarios tal y como se ha producido en las zonas de aplicación en Europa y Estados Unidos.
  • La medida puede comportar cambios indirectos en la conducción como por ejemplo la diferente utilización de los carriles.

Foto: Fidel Soler

Las dos medidas juntas

Ambas medidas son interesantes y efectivas para la reducción de la contaminación, la congestión, el ruido y los accidentes. Como ya se ha comentado, la limitación de los 80km /h disminuye las emisiones, y este hecho se debe más a la reducción de las altas velocidades que a la disminución de la congestión. Hay que decir, sin embargo, que la velocidad variable consigue reducir más la congestión y aumentar la fluidez (y por tanto reduce más la contaminación asociada a las paradas y arranques y a las bajas velocidades). Sería interesante establecer una velocidad mínima permitida que contemple el óptimo de eficiencia de los combustibles. La aplicación de la velocidad variable sobre la limitación de 80km/h (es decir, la suma de las dos medidas), implica unos resultados mejores tal y como se está haciendo en la C-31 y la C-32. El mismo modelo se podría extender a otras zonas del Área Metropolitana de Barcelona.

Ninguna de las dos medidas aplicadas en el Área Metropolitana de Barcelona fueron bien acogidas por la población, a diferencia de otros países. El desconocimiento de los motivos de la medida y la sensación de ser tan sólo una medida recaudatoria podrían ser la causa. Por eso parecen necesarias campañas informativas más eficientes que profundicen en los motivos de las medidas y persigan un objetivo real de sensibilización para la mejora de la salud y el medio.

En conclusión, viendo las buenas prácticas de muchas ciudades de Europa y América que revisamos en el citado informe, creemos que la decisión tomada por el actual gobierno de Catalunya, además de ser un error desde el punto de vista de la evidencia científica, es también un error político, pues no ayuda nada, al contrario, a la necesaria educación ciudadana en este tema, imprescindible para hacer frente a los intereses económicos de unos cuantos y a la opinión de gente ignorante y frívola que lo que defienden es la libertad absoluta de correr por las carreteras y el derecho a matar por accidente o lentamente por contaminación.

J. Martí Valls. Grupo de Medio y Salud del CAPS

Otros enlaces :

Declaración de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS)

Declaración de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE)

Declaración de la Societat de Salut Pública de Catalunya i Balears (SSPCB)

Artículo en el País