Apuntes de la Jornada “Cómo mejorar la Calidad Democrática en el ámbito de la salud y el sistema sanitario”

mayo 19, 2010

…y se hizo la jornada. 105 inscripciones y 78 asistentes

Cuando estoy en el comité organizador de cualquier evento, lo que más me preocupa es la asistencia. Superada esta preocupación,(¡gracias por venir!) me queda la queja de no haber podido disfrutar de ese ratito de charla, en ese tiempo estupendo del intermedio y del café. Tuve que conformarme con saludos rápidos a cambio de resolver algunos problemillas para que el acto transcurriera lo mejor posible.

Estoy contenta de su desarrollo, añadiendo una autocrítica: aunque decidimos limitar el tiempo de todas las intervenciones para dialogar con los asistentes, (15’ a las ponencias 10’ para las intervenciones de las entidades y 5’ para los invitados de la fila 0), hubiera deseado más tiempo para escuchar a la gente que asistió y dialogar un poco más.

Acordes y desacordes
Anoto, a modo de resumen, acordes y desacordes, siendo los primeros aquellos sonidos de coincidencia en ponentes, invitados, fila cero y asistentes y los desacordes sones a modo de frases sueltas que no tienen mayor importancia que el haberme llamado la atención.

Los acordes para la calidad democrática
Necesidad de transparencia. Devolución de la información. Mejora continua de la Sanidad Pública. Colaboración. Diálogo. Debate. Aceptación e impulso de la disensión. Deliberación. Compartir decisiones

Y los desacordes

– El lucro no es un concepto saludable en salud
– La fragmentación en la organización sanitaria, dificulta la participación
– Buenos profesionales, buena medicina
– La Sanidad funciona gracias a los usuarios y a los profesionales
– La participación exige transparencia, inteligibilidad y devolución de la información
– Si no se puede decidir, la participación en los órganos reglamentados, no funciona
– A veces parece que las instituciones funcionen como un muro de contención para la participación
– Las instituciones tienen que responder siempre
– Los órganos de participación tienen que ser participativos y con funcionamiento horizontal
– No tenemos Governanza Democrática
– Hay gestores institucionales que ven la participación como una cesión de su poder político
– Hay mecanismos de control pero ¿funcionan?
– ¿Quién controla a los controladores?
– La participación como manera de mejorar la calidad del servicio y la política
– Cuando las instituciones penalizan la disidencia y están a la defensiva es una pérdida de la calidad democrática
– Hay una deriva hacía el impulso y dotación de recursos para la biomedicina hospitalaria en detrimento de la atención primaria
– En salud, nadie tiene el conocimiento
– Se envían muchos mensajes culpabilizadores a la población
– Un tumor está muy presente en el sistema, pero queda diluida la persona que lo sufre.
– Las administraciones no lo pueden hacer todo
– La participación es una parte de un todo. Con ella todos ganamos o todos perdemos
– En salud los indicadores de resultados son referencias, no deberían ser determinantes
– Protagonismo en la participación en salud, quiere decir que tienes derecho a decidir.
– Quisiera un sueldo digno para los profesionales y no incentivos. Los incentivos son para dedicar a los pacientes.
– En el único consejo de participación decisorio, el del Servei Català de la Salut, están proveedores y sindicatos, no ciudadanía
– La atención primaria tiene que ser accesible y próxima
– Hay que hacer rendición de cuentas, porque se utilizan recursos públicos
– Los profesionales más satisfechos con sus sueldos son los que tienen buenas condiciones de trabajo.
– Una queja tiene valor porque es susceptible de respuesta
– Tenemos que pensar que todos vamos en el mismo barco
– En salud la eficacia se toma como eficiencia económica.
– El paradigma de la libre competencia en proveedores de salud, dificulta el control democrático.
– Son más útiles los Consejos de Salud en donde también participan los proveedores.
– Las administraciones que consideran la participación como una colaboración, toman decisiones compartidas y potencian la responsabilidad de toda la sociedad.

Cada frase puede ser objeto de discusión. De momento lo dejo ahí, aunque añadiré con mucho gusto, a través de comentarios, todas las frases y opiniones que a vosotros os hayan llamado la atención.

Y gracias a los/las autoras: Marc Rius y Fernando Pindado (Direcció General de Participació Ciutadana), Pep Martí (CAPS), Cesca Zapater (FOCAP) Carmen Gómez de Bonilla (APQUIRA), Jaume Benavent (ICS) Rosario Jimenez Leal (CAP Vallcarca –Sant Gervasi), Marta Solé
(Hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona), Isabel Ribas (Ajuntament de Barcelona), Antoni Barberà(Dempeus per la Salut Pública) Roger Bernat (Associació Catalana Defensa de la Sanitat Pública ACDSP), Carme Valls-Llobet(CAPS), Griselda Martin (UGT) Toni Tuà (CCOO) y muy especialmente a todas las personas que participaron como asistentes.

Ah, casi se me olvida : precariamente me estrené, enviando algunas de las frases de los conferenciantes vía Twitter.

El power point de mi presentación podéis encontrarlo en Slideshare

y próximamente en la Web del CAPS

Olga Fernández Quiroga

Anuncios

Con Garzón

mayo 17, 2010

Con Garzón y lo que representa. No es la primera vez que en este
blog de participación ciudadana en salud, escribo sobre el tema de
la guerra civil. Lo hago ahora de nuevo, para sumarme a las voces
que utilizando tanto medios digitales como analógicos, queremos hacer llegar al juez Garzón nuestra solidaridad en lo personal y nuestro apoyo en la causa que instruyó para investigar los crímenes del franquismo.

Debiera quedar claro para todo el país, simplemente con escuchar las discusiones, los apasionamientos, la intensidad de las emociones, que no se puede pasar página sin haberla leído antes, que ya no podemos esperar mucho más para airear, para clarificar, para afrontar ese pasado nuestro, para que realmente sea pasado y pase, circule, porque si no lo vamos a tener siempre ahí, estancado, en el fondo, y dispuesto a salir a la menor removida. Y cuanto más tiempo pase, peor oleará, más nauseabundo nos parecerá. Y más daño nos hará.

Quiero decirlo especialmente desde este lugar de participación ciudadana, acotado al ámbito de la salud, pero formando parte de la sociedad que tiene como objetivo hacer de la democracia un quehacer cotidiano, un ir construyendo día a día. La democracia como una construcción de la ciudadanía. Por eso considero este apoyo un acto democrático.

Además, quisiera añadir, por la parte que me toca como profesional de la salud mental, que me concedo cierta autoridad, resultado del trabajo de investigación que tuve la oportunidad de realizar sobre los efectos psicológicos de la guerra y la postguerra en la población actual. Toda la población.

Y,desgraciadamente,y hasta dónde yo sé,en nuestro país, a diferencia de otros países en donde sí se han habilitado espacios en los servicios públicos de salud para tratar esos efectos(a las personas que padecen esos efectos), aquí aún está pendiente

Podéis consultar las dos partes de ese trabajo en Slideshare
Olga Fernández Quiroga