Los ingleses son muy raros. Feliz 2013

diciembre 14, 2012

A modo de felicitación de Año Nuevo

Una anécdota que explica el muy admirado periodista José Martí Gómez en el programa de la Cadena Ser  “a vivir que son dos días”

Dice Martí Gómez que hace unos años, llama a la cadena  inglesa BBC para preguntar cuánto gana el director de la cadena. De inmediato le informan con pelos y señales, desglosando todos sus emolumentos. Acto seguido llama a TV3, la TV pública catalana y le dicen que no le pueden dar esa información, ya que es un asunto personal. Tienen este diálogo:

–         Pero Sra. si estoy llamando a una TV pública que pagamos todos.

–          Sí, pero no se lo puedo dar.

–          Bueno es que acabo de llamar a la BBC y me han dado este dato sin problemas.

La respuesta de la Sra.

–          Bueno es que los ingleses son muy raros

Probad esto mismo hoy. En TV3, en cualquier otra TV pública, en cualquier hospital, en cualquier Centro de Salud, en cualquier banco rescatado, en cualquier institución. También es participación ciudadana.
Seguramente los ingleses siguen siendo muy raros.

Con mis mejores deseos para el año 2013

Brassens/Paco Ibáñez

Olga Fernández Quiroga


Transparencia, Transparencia y Transparencia

junio 18, 2012

3 veces. O más. Las que hagan falta. Aunque desgraciadamente no podamos contar con el proyecto Web e-Criterium  seguimos adelante en nuestro empeño de transparencia. A veces individualmente , con experimentos caseros, a veces participando en proyectos que nos parecen muy interesantes, como es la Web tu derecho a saber, y siempre, intentando integrar y aunar esfuerzos.

Este es el escrito que un grupo de entidades, el Centre d’Anàlisis i Programes Sanitaris (CAPS)el Fòrum Català d’Atenció Primària (FoCAP),  y los sindicatos CCOO, UGT,  y SATSE, Sindicato de Enfermeria, hemos presentado el día 14/6/2012, con el número de Registro 7045 ante el Servei Català de la Salut (CatSalut), pidiendo información detallada de los últimos 5 años respecto a:

  • Conciertos y Convenios establecidos con los proveedores de Servicios Sanitarios
  • Relación de los proveedores que se indican en el 3er. Informe de la Central de Resultados (diciembre de 2011)

Foto: Fidel Soler Cervera

Esta petición no necesita justificaciones. Se justifica a si misma. Pero visto el desastre a que nos está llevando el tripartito CiU/PP respecto al Sistema de Salud, con el Conseller Ruiz al  mando, vistas las denuncias, de presuntos fraudes y corrupciones y la opacidad que mantiene la Consellería de Salut, cada vez que se le pide algún dato, a pesar de toda la promoción sobre Gobierno abierto y dades obertes, pués insistimos.

Pensad que en el informe que mencionamos de la Central de Resultados,  no aparecen el nombre de los centros, de modo que podemos saber que hay un % de centros que se pasa un montón en la realización de césareas, pero no podemos saber qué centros son. Por poner solo un ejemplo.

Esperamos que nos faciliten los datos, que realmente se crean que son un Govern Obert y que están implicados en los procesos de  Open Data,  o sea que además de poner esos datos al servicio de la sociedad, lo hagan en formato digital, estandarizados y comprensibles y que no tengamos que soportar una ley de transparencia puramente cosmética.

Olga Fernández Quiroga


Un día en la consulta, un vídeo sobre corrupción sanitaria

marzo 4, 2012

A veces, una determinada noticia de un ámbito concreto, como es el sanitario, traspasa el ámbito y se expande por la red. También sucede que puede llegar a los mass media, grandes diarios, radios o televisiones, como ocurrió con las denuncias del periodista del Diari de Girona, Alfons Quintà sobre el Presidente del ICS (Institut Català de la Salut), Josep Prat y otros cargos, y que produjo su dimisión del grupo Innova, “holding” en el que tenía responsabilidades, que compatibilizaba con su gestión al frente del ICS, en el que sigue, por supuesto.

Otras veces la difusión se expande principalmente por la red. Me doy cuenta cuando me llega el mismo mails desde ámbitos muy diferentes y oigo comentarios en la calle, de alguien que te dice: “te mando un mail sobre…”. Y es ese mismo mail que ya he recibido muchísimas veces.

Es lo que me ha pasado estos últimos días, con dos temas.

(1) La carta que envía Francesca Zapater, médica catalana de atención primaria, a los responsables de la sanidad catalana, publicada en la Web de FOCAP. Cesca lleva 30 de años de profesión en el sector público y nos explica, resumidas, sus 26 visitas de un día cualquiera en su consulta. Es una lectura muy recomendable, incluso desde su sociológico.

Algo parecido hizo, con los 14o caracteres de Twitter, @c_c_baxter, médico de familia y bloguer en “el consultorio”, con el hastag #motivosdeconsulta. Esta es una captura de pantalla, en la que resume los 34 motivos de sus 25 pacientes.

El segundo link es a la revista local de la Provincia de Girona llamada “cafeambllet.com”  y al vídeo que Marta Sibina (en Twitter @marta_sibina ) su editora, ha decidido registrar para difundir sus investigaciones. Lo titulan el major robatori de de la història de Catalunya

También en castellano

El vídeo, comienza con una introducción al origen del llamado, hasta ahora, “modelo sanitario catalán” (a partir de ahora ya no sabemos ni cuál será ni qué nombre tendrá el nuevo modelo al que nos están llevando nuestros gobernantes)

Es muy interesante todo el proceso que explica. Resalto la falta de transparencia respecto a las preguntas que legítimamente realizan sobre diversas partidas presupuestarias. Ni responsables, ni ayuntamientos, ni CatSalut, ni la Intervención General, las responden.

Realmente tenemos un grave problema con esto de la transparencia, el gobierno abierto y los datos públicos. Hice una prueba publicada en el post “un experimento casero”, con resultados similares. Cualquiera de vosotros lo podéis hacer. Muy lamentable.

Y más lamentable aún que nada de esto impresione a los responsables de la sanidad catalana.

La red aún les parece minoritaria y de segundo orden, pero debería preocuparles porque cuando se unen por un lado las experiencias de las personas (profesionales y/o pacientes)  en los servicios de atención primaria, en los hospitales, en los servicios de salud “retallats” y en proceso de desmantelamiento, por otro, estas informaciones del por qué de las cosas, y la red como herramienta, crean un cóctel explosivo, que tarde o temprano explotará. Lo llamo violencia institucional.

 Olga

 


Recortes sin planificación: un experimento casero

diciembre 4, 2011

A estas alturas, después de las elecciones generales, con el triunfo del Partido Popular y en Catalunya del bipartito de CiU, creo que está claro que lo que denominamos “retallades”, son una clara decisión ideológica cuya finalidad es el desmantelamiento de los servicios públicos, entre ellos, la sanidad

Con ánimo de comprobar por mi misma si realmente existe una política de planificación, de gestión y de transparencia, he querido realizar este experimento casero, que ha resultado la mar de ilustrativo.

  1. Explicación del experimento

Solicito, vía mail, a varios hospitales de Catalunya, información concreta respecto a cuales son/habían sido las “retallades” aplicadas en su centro. Con copia al Departament de Salut de la Generalitat y ruego de que si en algún momento se publicaban estos datos, o ya estaban publicados y yo no había sabido encontrarlos en la Web, me informaran.

Esta es una práctica que utilizo habitualmente para confirmar/refutar determinadas informaciones, y según el tema, obtengo respuestas.

  1. Prueba piloto

Previamente realizo una prueba con un solo hospital, el Hospital de Sant Joan de Deu de Barcelona, al que solicito que me confirme si las “retallades” que habían aplicado en su centro correspondían con la lista que les facilito. También con copia al Departament de Salud. No respuesta. Reitero el escrito. No respuesta.

  1. Desarrollo del experimento

Son 13 hospitales, incluyendo al  de la prueba piloto (Sant Joan de Deu), únicamente con el criterio de elección de que haya un reparto terrtitorial.

Hospital Verge de la Cinta Tortosa (actualment no es troba el Web)

Hospital Vall d’HebronHospital  de Sant PauHospital Sant Joan de Deu ; Hospital Mutua de Terrassa  ; Hospital Arnau de Vilanova de Lleida ; Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona ; Hospital Doctor Josep Trueta  ; Hospital del Mar de Barcelona ; Hospital de Bellvitge; Hospital Sant Jaume d’Olot ; Hospital de Viladecans; Hospital Joan XXIII de Tarragona

Las direcciones de mail, las saco de las respectivas Webs. En algunas me cuesta encontrarlas (nota: hay que hacer un estudio de las webs de los hospitales).

Mails devueltos: dos, aunque la dirección es la que se señalaba en la Web: Hospital Joan XXIII Tarragona hospital@hj23.es y HospitalVerge de la Cinta de Tortosa direccio.ebre.ics@gencat.ca

  1. Respuestas

Únicamente una: la del Hospital Sant Jaume de Olot,  a través de la responsable de la UAC, Sra. Roser Caparrós, que amablemente me dirige al Cat Salut, informándome del teléfono y de la persona que puede facilitarme esos datos. Desde aquí, le doy las gracias, al menos por la respuesta, que ya dice mucho.

El resto de hospitales, silencio absoluto. El Departament de Salut silencio absoluto. Me produce tristeza.

Quizás por esto tengan que surgir iniciativas como ésta, llamada El derecho de petición.

  1. Conclusiones

1) No merezco una respuesta ni por parte de los hospitales ni del Departament, aunque como ciudadana, como todos los ciudadanos, forme parte de esas instituciones, creadas por y para la ciudadanía. No merecemos ni una simple respuesta.

2) En todos los hospitales y por supuesto en el Departament de Salut, existen departamentos de comunicación, de atención al ciudadano y otros, con empleados públicos trabajando ¿para quién? ¿Para qué?.

3) No existe planificación, al menos en las “retallades”. Ninguna. Cada hospital se las arregla como puede y sabe. Es un caos. Los destinatarios finales: la ciudadanía. En medio: el personal sanitario. En catalán “campi qui pugui”. Si no hay planificación ni gestión ¿qué hay?

4) ¿Dónde está la transparencia? ¿Dónde el Gobierno Abierto (Open Government? ¿Dónde el e-Gobierno? ¿Sólo funciona para hacer marketing?

Suscribo y recomiendo este excelente post de Marc Garriga, en su blog Caldo Casero, titulado “la transparencia, el mejor desinfectante”. Y el término “desinfectante”, nos viene que ni pintado.

Sé que mi humilde experimento es de “estar per casa”, sin valor estadístico (tampoco lo pretendo), pero creo que retrata exactamente la perversión que sufren nuestras instituciones, regidas por responsables que constantemente nos intentan ningunear, nos tratan como si fuéramos ajenos, como si no formáramos parte, como si sólo ellos lo fueran. Pero el Gobierno de CiU ahora y de cualquier partido en cualquier momento, no es la Generalitat de Catalunya, ni el Departament de Salut. Sólo están ahí durante un tiempo (4 años y espero que ni uno más). Sólo ocupan un lugar provisional. Y por delegación. Por delegación de la ciudadanía.

Nula transparencia. Nula planificación. Desprecio. Este Gobierno bipartito de CiU, decepciona hasta a sus militantes más leales, porque ni siquiera guarda las formas. Tiene razón el Sr. Durán, dirigente del partido Unió Democràtica de Catalunya, que es la “U” de la coalición CiU cuando decía, antes de las elecciones, que si explicara lo que pensaba (y añado…lo que pensaba hacer ), nadie le votaría.

Somos muchos los que tenemos claro que nosotros (o sea el resto de la ciudadanía) también somos las instituciones. Somos y estamos. Las dos cosas. Para que nadie se confunda.

Salut

Olga

Añadido: Con fecha 19 de diciembre, tres meses después de mi petición,  recibo un mail del Departament de Salut en nombre del Gabinet del Conseller, cuyo Cap es el Sr. Jaume Tort i Bardolet, remitiéndome al enlace de la Web del Parlament. Lo pongo por si alguien quiere comprobar que aquí no puedo obtener la relación de recortes “retallades” económicas que se realizaron/realizan/o realizarán en los Centrso Sanitarios de Catalunya. Eso sí, contesto al mail, cordialment, malgrat tot” ( cordialmente, a pesar de todo).

Así seguimos.


DIARIO MÉDICO, TITULARES Y DEUDA SANITARIA EN CATALUNYA

septiembre 30, 2011

“Salud tiene los presupuestos comprometidos hasta el 2039”

Este es el titular  de Diario Médico del 23-9-2011 firmado por su redactora jefa en Catalunya, Carmen Fernández,  hablando de la auditoría que la firma Deloitte  ha realizado de las cuentas de la Generalitat. Se presenta como si fuera una novedad e incide en esa idea, muy utilizada últimamente por el Partido Popular (PP) y ahora por CiU (Convergència i Unió) en Catalunya, que cuando asumen el Gobierno caen del guindo porque el anterior Gobierno les ha dejado unas cuentas ocultas y facturas escondidas en cajones de las que ni sabían ni podían sospechar nada.

Y claro, eso implica una gran deuda que hay que pagar, que compromete la viabilidad y la sostenibilidad (qué narices querrán decir con esto) de la sanidad pública catalana y…voilà!!  hay que hacer recortes, eufemismo utilizado para el comienzo de las obras de acoso y derribo del Sistema de Salud.

Estimados periodistas de Diario Médico, estimados lectores de este blog: sé tan poco de economía y se me da tan mal el tema, que  no me hubiera atrevido a opinar. Como la mayor parte de la gente. Pero he tenido que aprender algo y donde no llego he preguntado a personas que sí saben. Con sus respuestas, he elaborado este post, que se resume así:

1.- 885.000 euros se ve que ha pagado el Govern de la Generalitat por esta auditoría, o sea, hemos pagado la ciudadanía. Excusa del Conseller de Economía Mas-Colell: “que si lo hubieran dicho ellos (el Govern), no lo hubiéramos creído “.Sin comentarios.

2.- Ya que no tiene remedio ¿Dónde está para consultarla? Hablamos de transparencia.

3.- Ya que hemos pagado una pasta, ¿aporta alguna novedad?

Aclaración previa: las Administraciones tienen dos partidas de gastos importantes: las  inversiones  y el gasto corriente, con sus correspondientes previsiones. Este informe (lo que podemos conocer de él por la prensa y por lo que nos dicen)  habla sobre los presupuestos de inversión, dando una cifra general de pago hasta el año 2026

Vamos con las cuentas.

La ley de Finances establece en su artículo 81.9 que el Compte General de la Generalitat debe incorporar un Estado de los compromisos de gastos adquiridos con cargo a ejercicios futuros. El Compte correspondiente al CatSalut se puede encontrar en la Web del Departament d’Economia  en donde está colgado el Compte General de 2009, publicado por el Gobierno del tripartito.

Por cierto, Govern actual: ¿Para cuándo la publicación del Compte General de 2010? Seguimos hablando de transparencia.

4.- Si tenéis los requisitos mínimos en el navegador para acceder al CatSalut (sí, una cosa es la transparencia y otra cosa la accesibilidad) !OH sorpresa! el compromiso de gasto futuro es de 4.361 M€, cifra superior a la facilitada por la auditora,(o la noticia en DM) que habla de 3.332M€. ¿De dónde han sacado esta cifra?. No podemos saberlo si no disponemos de la auditoría. Mas transparencia. Con juego de palabras incluido, para introducir un poco de humor, tanto de Mas-Colell como de Mas President.

5.- Además de la Intervención, existe la Sindicatura de Comptes que en el ejercicio de sus funciones, se dedicó a revisar cada año el compromiso de gasto para ejercicios futuros. Para ir directos:  página 206 a 209, informe 34/2010 de la Sindicatura de Comptes : se corrigen ligeramente las cifras presentadas por la Intervención, concluyendo (la traducción es mia):

 “teniendo en cuenta estos hechos, el estado de compromisos de gasto adquirido con cargo a ejercicios futuros para el periodo 2009-2039,según criterio de la Sindicatura es de  4.226,17 M€. Este importe representa un incremento de 541,08 M€ (14,7%) respecto a los compromisos de gasto adquirido con cargo a ejercicios futuros del ejercicio anterior, que fueron de 3.685,09 M€”.  

¿Algún motivo para no creerlo?. Si esto lo puedo leer yo (y todo el que quiera), ¿Dónde está la gran novedad, para el público, para Diario Médico, para la consultoría y para la ciudadanía?

Foto por Fidel Soler Cervera

Foto: Fidel Soler Cervera

Uf!  Dejo los números con sus preguntitas y voy por los conceptos.

Se puede discutir:

  • si hay que hacer tantos hospitales, en vez de potenciar la atención primaria.
  • si las administraciones deben endeudarse o no, como cualquier particular, teniendo en cuenta que a diferencia del particular, los Gobiernos cambian y la deuda se la carga el que llega (sabiéndolo perfectamente… si practican la transparencia)
  • con un sí, ¿qué elegimos?, “el modelo alemán”, mediante empresas públicas que no consolidan en el déficit de los presupuestos generales o “modelo inglés” mediante concesión  administrativa a empresas particulares o ninguno de los dos.
  •  igual valdría la pena esforzarse un pelin y llegar a acuerdos básicos en determinados campos estratégicos como Salud, Enseñanza, Prestaciones Sociales…

Y tampoco es tan exagerado tener una hipoteca por un tercio del presupuesto a pagar en 20 años. Muchos ciudadanos lo firmaríamos.

Otra cosa más a recordar, que somos muy olvidadizos cuando conviene: muchos de estos proyectos fueron iniciados durante el Gobierno bipartito de Convergència i Unió: Sant Pau, Parc Virgili, Hospital del Mar.

Muy harta de que se nos trate, a la ciudadanía, como tontos muy tontos( “no se preocupen que las “retallades” no les van a afectar”).

Si se quiere privatizar, que se ponga en los programas electorales  claramente, si se quiere gastar dinero (ese que  no existe) en auditorías, que se diga con todas las letras que no se confía en las instituciones del Estado encargadas de controlar las cuentas públicas

Lo que no puede ser es “tallar i retallar” en servicios básicos, dramatizando que es la única alternativa y destruir lo que ha costado tanto construir.

Conclusión clara: que se revise el modelo sanitario catalán. Adivinad cómo.

Destruir parece  fácil, pero no lo es, porque  las consecuencias son imprevisibles y las sufriremos de forma insidiosa.

Nada me gustaría  más que recibir un comentario diciendo que todo está publicado y a disposición ciudadana. Al menos.  A ver…

Olga


Salud, atunes, excusas…y soluciones

julio 6, 2011

La acumulación de mercurio en pescados como el atún, que luego comemos,  la explica concisamente uno de mis sabios-científicos preferidos, Eduard Rodríguez Farré, en una columnita, en el diario el Pais.

Eduard es muchas cosas: estudioso, divulgador, médico,  miembro del CAPS, profesor de investigación en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona, miembro del comité científico sobre los nuevos riesgos para la salud de la Comisión Europea y para mi, faro para cuando necesitamos su ayuda, como en el excelente post sobre El accidente nuclear de Fukushima y la salud  

Algunas de las cosas que dice:

–           La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), ya fijó a principios de la década pasada unos niveles máximos admisibles de metilmercurio en las personas. En algunos restaurantes de California hay carteles a la entrada que avisan a las embarazadas de los pescados que no deben comer.

–          Que se ha esperado demasiado, porque las evidencias son contundentes

–          Que hay efectos neurológicos sobre fetos y niños pequeños

–          Que se refiere a pescados grandes predadores, los que ocupan un lugar elevado en la cadena trófica: todos los atunes, no sólo el rojo

–          Que este es el mecanismo: el mercurio llega al mar procedente en parte de vertidos y como resultado de la actividad industrial humana. Los microorganismos que están en el mar lo transforman en metilmercurio, que es la forma más tóxica de este metal. El metilmercurio sigue un proceso muy largo de bioacumulación en la cadena trófica: los invertebrados comen el plancton, los peces grandes se comen a los pequeños, y así se va acumulando. Los peces que están en la cima de la cadena trófica, como el pez espada, el atún o el lucio acumulan más cantidad que el resto.

–          Que se puede solucionar, deteniendo los vertidos contaminantes

–          Y que esto ya se descubrió hace más de 50 años: a raíz de una epidemia ocurrida en Japón, en la Bahía de Minamata. El vertido de mercurio por parte de una fábrica química provocó una epidemia de una enfermedad neurológica entre la población local. Los efectos de la contaminación por metilmercurio a través de la ingesta de ciertos pescados fueron luego confirmados por otros estudios epidemiológicos en sitios tan dispares como Brasil, Canadá o las Islas Feroe.

Esto no es todo. Aquí tenéis la historia de la ocultación del informe. Indignante y absurdo.

Aquí la Web de OCEANA,  con la relación de todas las medidas que hace tiempo vienen pidiendo, como informar en los puntos de venta (cosa que ya se hace en otros paises)  y la manera de eliminar directamente el uso de mercurio. Y con la relación de las empresas que siguen utilizando mercurio. Estupendo. En Catalunya son:

– Aragonesas Industrias y Energía, S. A.(Vila-Seca, Tarragona);

– Ercros Industrial, S. A. (Flix, Tarragona),

– Hispavic Ibérica, S. L (Martorell, Barcelona)

Pero también en:

– Andalucía: Aragonesas Industrias y Energía, S.A (Palos de la Frontera, Huelva).

Aragón: Aragonesas Industrias y Energía, S.A. (Sabiñánigo, Huesca), y Química del Cinca S.A. (Monzón, Huesca)

Cantabria: Solvay Química, S.L, (Torrelavega)

Galicia: Electroquímica y Electroquímica del Noroeste, S.A. (Lourizán, Pontevedra)

Lo mismo, en la Web de  ecologistas en acción , que hace muuuuuucho tiempo vienen pidiendo poner esta etiqueta: “Contiene metilmercurio. No recomendado para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, mujeres en edad fértil y niños”. Allí, encontraréis recomendaciones para comer pescado, propuestas, soluciones e informaciones como éstas:

–  una de las principales fuentes de contaminación por mercurio es la industria del cloro

– esta industria sigue utilizando, con el beneplácito de las administraciones, una tecnología del siglo XIX, obsoleta y peligrosa

– y las centrales térmicas de carbón, que contaminan el aire, envenenan fuentes y manantiales y cuyas emisiones el gobierno no regula.

Es para seguir indignada enterarse que nuestras instituciones utilizan con demasiada frecuencia, para ocultar informes de todo tipo que afectan a la ciudadanía, sean o no sobre salud, argumentos de este tipo:

– No perjudicar a las industrias, fabricantes…

– No alarmar a la población (se supone que el resto de mortales que no somos fabricantes, elaboradores/poseedores de informes…)

– No perjudicar puestos de trabajo

Pero me indigna aún más la irresponsabilidad de esas industrias, que continuamente tienen que estar controladas, fiscalizadas y reguladas por las instituciones, incapaces ellas mismas de asumir que el aire, el agua, no reconoce fronteras, ni físicas, ni políticas, ni de clases y que encima se dedican a pontificar sobre el gasto  y la insostenibilidad de la sanidad pública, reclamando desregularizaciones y libertades sin asumir un ápice de responsabilidad propia. Y a la de menos, amenazando con destruir puestos de trabajo si…

Ah, pero tranquilos que podemos enfermar y morir, no porque llegue nuestra hora, sino porque nos dedicamos a inyectarnos veneno en la vena alimentaria/medioambiental, pero eso sí, que lo haremos trabajando.

Innecesario que establezca las correlaciones, ¿verdad?.

Olga


Las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales “de la Seguridad Social”

febrero 6, 2011

Agradezco a Toni Tuà el lujo de contar con su conocimiento para hacer este artículo, en el que yo únicamente he añadido los enlaces, y que nos explica, con su habitual didactismo, todo lo que queríamos saber y nunca sabíamos a quién preguntar. Evidentemente era a él.

Las Mutuas nacieron hace 106 años (Ley Dato de 1904) como “Mutuas Patronales” para cubrir una necesidad que no tenía otra cobertura: la protección de los trabajadores que sufrían un accidente laboral (para que recuperaran su salud y así retornar lo antes posible al trabajo). Eran asociaciones de empresarios y el gasto iba a su cargo. No era un interés altruista de los patrones, ya que si los obreros no volvían al trabajo tenían que “enseñar de nuevo a un aprendiz”.

Con posterioridad alcanzaron el papel de “mutualidades de previsión social”, al cubrir también la atención a las enfermedades comunes, tanto de los trabajadores como de sus familias ya que no existía el seguro del Estado.

En 1.964 cambió radicalmente la situación con la promulgación de la Ley de Bases de la Seguridad Social (SS), que instauraba el seguro obligatoria para las contingencias públicas. En el preámbulo de esta ley ya se planteaba que las mutuas de accidentes estaban destinadas a desaparecer. No tiene ningún sentido la “separación administrativa” entre contingencia laboral y contingencia común, pues se tratan las mismas patologías de los trabajadores/as en sistemas de atención sanitaria diferentes por el solo hecho de producirse la contingencia dentro o fuera de la empresa. Así pues, se consagraba la continuación de las Mutuas como “entidades colaboradoras de la SS”, a pesar de que siguen siendo Mutuas Patronales, pues su Consejo de Administración está compuesto exclusivamente por empresarios afiliados a la mutua (y un trabajador de la propia mutua).

Hasta el día de hoy, y a pesar de la promulgación de las nuevas legislaciones de SS (1974 y 1996), no se ha producido la integración de las dos redes de atención sanitaria, laboral y común, que sería lo normal en un país donde la cobertura pública es Universal. Al contrario, los diferentes gobiernos, tanto del PSOE como del PP, les han ido ampliando las competencias de colaboración en la gestión del subsidio de baja laboral por contingencia común. Incluso, hace unos días, el Gobierno les ha encomendado la cobertura de una prestación social, como es el subsidio de baja laboral por cuidado de hijos con enfermedades graves, que no tiene nada que ver con las prestaciones por contingencias laborales

Incongruencias del sistema
• La determinación de si existe contingencia (lo que quiere decir asistencia sanitaria y subsidio de baja laboral) lo determina en primera instancia una entidad patronal que es “arte y parte” y no el Sistema Nacional de Salud que es “neutral”.
• Al existir dos redes de atención sanitaria (la de las Mutuas y la del Sistema Público de Salud) las mutuas tienen tendencia a considerar, en un porcentaje importante, como Contingencia Común la que es Profesional, derivando a la  atención del sistema público un porcentaje elevado de trabajadores/as que deberían ser atendidas en sus servicios (según manda la ley). Esto tiene tres consecuencias negativas inmediatas:
1. Los trabajadores/as cobran menos dinero de subsidio de baja (60% del sueldo desde el 4º día de baja en lugar del 75% desde el 1er. día).
2. El subsidio pasa a pagarlo la SS en vez de la Mutua, en los casos en que ésta, no lo gestione directamente.
3. La atención sanitaria pasa a ser cubierta por el Sistema Público de Salud en todos los casos.

Otra consecuencia añadida es todo el proceso administrativo y de inspección médica que se inicia por parte de las personas afectadas al presentar reclamación de la actuación de la mutua, con el consecuente gasto en recursos públicos, tanto humanos como materiales, sin consecuencias de responsabilidad para las mutuas.

La motivación por la que el Gobierno del Estado decidió otorgar la gestión del subsidio de baja laboral por contingencia común a las mutuas, fue el interés por rebajar el índice de absentismo laboral (término en el que nunca hubo acuerdo entre administración, patronales y sindicatos), pensando que el Servicio Público de Salud era demasiado laxo y las mutuas “pondrían orden”, rebajando este índice de absentismo (que, por cierto, está por debajo del índice de los países europeos más avanzados). Pero lo cierto es que, ya en dos ocasiones, la SS ha tenido que incrementar la cuota de cotizaciones que transfiere a las mutuas para la gestión de la IT por Contingencia Común para que no les provoque déficit de gestión.

A pesar de que las mutuas consolidan la aprobación de su presupuesto con los Presupuestos Generales del Estado y se someten a una auditoría anual por parte del Ministerio de Trabajo, recurrentemente se han ido descubriendo graves irregularidades de gestión, abusos en los sueldos y blindajes de despido de los directivos, lo que ha llevado al Ministerio de trabajo a tener que someter a intervención alguna de las mutuas importantes, fijando incompatibilidades entre directivos y familiares con empresas montadas para contratar con la mutua y en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el 2011 legislar sobre los topes máximos en los sueldos de los directivos (que están muy por encima de los sueldos de Directores Generales de Ministerio y Secretarios de Estado), ya que los recursos que gestionan son cuotas a la SS, o sea dinero público (más de 8.000 millones € para el 2009).

En definitiva, las mutuas de accidentes continúan existiendo (como “entidades sin ánimo de lucro“) por la enorme presión del lobby empresarial para:
– Mantener directamente el control sobre la salud de los trabajadores/as.
– Controlar la gestión de miles de millones de dinero público.
– Disfrutar de los abusivos sueldos de los directivos.
– Condicionar la red de atención sanitaria privada que tiene concertada.

Aquí dejamos  el enlace al Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud, del Sindicato Comisiones Obreras, con dos apartados:

Vale la pena echarle una ojeada al Sistema de Reclamaciones. Surgen preguntas como ¿Por qué la ciudadanía no podemos tener  conocimiento de cuáles son estas reclamaciones? ¿De cómo se resuelven, si es que lo hacen? ¿De cómo podrían servir para mejorar nuestro Sistema de Salud?¿De si se promueve y se aprovechan no sólo como reclamaciones sino como conocimiento? Hablamos de transparencia, de datos abiertos, de colaboración, de Servicio Público, de participación.

Toni Tuà Molinos y Olga Fernández Quiroga