El fraude Volkswagen, la contaminación ambiental y el ninguneo de la salud pública

enero 29, 2016

Dias después de escribir este post sobre VW, planteado como un claro atentado contra la salud pública y el medio ambiente, recibí un mail de Salvador López Arnal, pidiéndome realizar una entrevista sobre el tema. Le dije que sí, claro.

Aquí está, publicada en dos partes en Rebelión, 

La primera parte en Rebelión.   Y la segunda parte en Rebelión

Reseña en Periodistas en español. com

Y la entrevista completa publicada también en la revista número 335 de diciembre 2015 del Viejo Topo.

En todo este tiempo han ido apareciendo informacines en los diarios, charlas de tertulianos en la radio y en la tele y me sigo sorprendiendo de que casi nadie plantee la cuestión desde el ámbito de la salud pública, que para mi es el verdadero problema.

Pasó la cumbre del clima en Paris, que aunque se presente como un éxito, es un fracaso para los ciudadanos, para nuestra salud y para la salud del planeta, “nos enteeramos” de los problemas de contaminación en muchas ciudades, como Madrid y Barcelona…pero la conciencia del problema es muy leve, así que vuelvo a la carga.

Le agradezco a Salvador su propuesta y la publico en el blog, porque creo que en los próximos meses/años veremos, si no ponemos remedio ahora, como el medio ambiente se convertirá en uno de los mayores problemas del mundo, de nuestras ciudades, de nuestros cuerpos y de nuestro planeta
He escrito en el blog otros post sobre el tema de medio ambiente y salud

Aquí tenéis Salud y Medio Ambiente, cuaderno de la bona praxis, con versión en castellano editado por el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) y elaborado desde CAPS (Centre d’ Análisi i Programes Sanitaris)

O la reseña sobre el estupendo libro : ” avui actius i demà radioactius”

O el post sobre la contaminación de los atunes.

Sobre el accidente nulear de Fukushima .

O el informe de Medio Ambiente y Salud y esa medida de reducir la velocidad de entrada de los coches en la ciudad de Barcelona, que se tomó cuando gobernaba el tripartito de izquierdas y que fue una de las primeras que derogó el gobierno de Convergència i Unió en cuanto tuvo el poder, lo cuál indica el grado de preocupación cero que demuestran sobre este tema.

O incluso el post sobre disruptores endocrinos.

En todos ellos, como suelo hacer, encontraréis enlaces y razones razonadas.

Micro horizontal

También, podéis mirar este estudio de la Fundación Roger Torné sobre los efectos de la contaminación en los niños, una población especialmente en riesgo, tanto por el hecho de que su sistema inmunitario aún está en “construcción”, como porque se pasan más tiempo en el espacio público. Resulta particularmente definitivo este estudio que demuestra un hecho concreto: la reducción del tránsito en las ciudades, disminuye el número de crisis de asma de manera inmediata.

Sólo este dato ya sería suficiente para que la ciudadanía tomáramos conciencia de inmediato y ejerciéramos toda la presión necesaria tanto a las instituciones como a la industria para abordar de una vez por todas esta lacra tan invisibilizada.

El estudio de la Fundación también alerta de los problemas asociados a la exposición prenatal: abortos precoces, partos prematuros, malformaciones cardíacas congénitas, bebés con bajo peso y enfermedades congénitas del sistema respiratorio.

O este metaanálisis de hace dos años del Enviromental Health Journal , que se centra en los problemas cardiovasculares.

O la “Plataforma per la Qualitat de l’Aire” creada en Catalunya, que proclama el derecho a respirar aire limpio.

En definitiva: los estudios están, las demostraciones científicas también, ¿qué mas necesitamos?.
Ya no podemos hacer cómo que no sabemos, cómo que no pasa nada, cómo que todos estos problemas de salud vienen de la nada, de plagas bíblicas o del hecho de que no cuidamos nuestra salud, que diría nuestro ya afortunadamente ex Conseller de Salut en Catalunya, Ruiz, que intentaba explicarnos que la salud pública no existía ni para nosotros ni para su responsabilidad en el cargo que ocupaba.

Repito estas ideas clave:

  1. Los motores de combustión son incompatibles con nuestra salud. Hay que empezar a actuar ya. Ahora. Otras muchas ciudades en el mundo y en España ya lo han hecho.
  2. Las grandes corporaciones empresariales no se autorregulan Nunca. Su voracidad es ilimitada. Viven en un mundo en dónde la única regla que reconocen es su propio beneficio
  3. Los supuestos controles institucionales o no existen o fallan deliberadamente. Somos la ciudadanía quién debe exigirlos.

 Olga Fernández Quiroga

Anuncios

VOLKSWAGEN: Un atentado contra la Salud Pública

octubre 12, 2015

He esperado unos días para escribir este post a ver si salía nuestro peculiar Conseller catalán de Salut, Ruiz, o el del Gobierno español, o responsables de la Unión Europea o del Gobierno alemán…pero en lugar de los responsables de la salud de sus ciudadanos sólo hablado ministros de industria, como el ministro Soria, que no sabe, no se entera o se entera cuando todos ya están enterados, o de economía, como el alemán Schäuble, aquél que atacaba tan fieramente la propuesta de reestructurar la deuda griega y ahora respecto a Wolksvagen (VW) dice que “saldrán fortalecidos” y que la razón de todo esla cada vez mayor codicia que existe en el mercado mundial” y presidentes de gobiernos, responsables de WW y medios de comunicación, todos muy preocupados por las inversiones de la compañía y sus repercusiones en el empleo.

Los medios utilizan un lenguaje eufemístico y blandengue, refiriéndose a “ la equivocación”, “el error” y términos similares.

Me parece pusilánime y revelador este lenguaje. El trucaje de los motores de los coches de VW mediante el uso de un software que falsea los resultados en contaminación, es un acto absolutamente premeditado, consciente e intencionado, con el fin de ganar dinero, un acto ilegal, fraudulento para sus clientes, hipócrita para la ciudadanía ya que se publicitan como ecológicos , un acto de voracidad infantil insaciable en el que sólo importa su beneficio económico, un acto de engreimiento estúpido, ya que se consideran por encima de todo y de todos, un acto de imbecilidad al suponer que no se descubriría nunca, sin pensar que todos ellos respiran el mismo aire y viven en el mismo planeta que el resto de seres humanos y un atentado en toda regla contra la salud de la gente y el envenenamiento del planeta.woklsvagen ecológico

Nuestro Conseller catalán de Salut, Ruiz, tan presto a decir “boutades”, como aquella de que la salud es un bien propio que tiene que cuidar cada cuál o proponiendo la instauración de protocolos para que los niños catalanes no pasen hambre o negando las listas de espera y siempre protegido por su ideología ultraliberal que vuelca en la destrucción del Sistema Público de Salud, también con ese objetivo de que algunos ganen dinero a costa de la salud de la población, no se ha molestado nada con este asunto.

Muy pocos han planteado la cuestión como lo que es: un atentado a la salud pública y contra el planeta

Pero mucho han hablado de inversiones crisis, y más crisis, empleo y seguridad de los coches, e incluso deportes

Esta gente no son empresarios, son depredadores sociales que se “alimentan” de la destrucción, el sufrimiento y la muerte

También los sindicatos, que tienen sus comités de salud laboral, deberían plantearse su identificación con esta clase de ” empresas” y cambiar esa especie de mantra que pone el trabajo como valor supremo, por encima de la vida, como en la época esclavista. El trabajo no vale nuestra propia inmolación con cantidades de coches conducidos por cadáveres.

Entiendo perfectamente la preocupación de los trabajadores, pero el trabajo no puede suponer su propia destrucción y la del planeta, o sea un futuro inexistente.

Todas las empresas que se lucran incumpliendo deliberadamente las normativas sobre gases contaminantes y luego se ponen además a chantajear a gobiernos y ciudadanos con la destrucción de empleo si le aprietan mucho las tuercas, simplemente deberían ser desechables.

No es ninguna broma. Las emisiones de Nitrógeno son contaminantes a tope, catalogado como agente cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El diario británico The Guardian cifra entre 10.392 y 41.571 las toneladas de gases tóxicos emitidas a la atmósfera cada año por los 482.000 vehículos diésel de WW si hubieran cubierto la distancia media de un coche en Estados Unidos. De haber cumplido con los límites de la agencia medioambiental deberían haber emitido solo 1.039 toneladas, hasta 40 veces menos.

Pero, al a precer, la cosa no acaba sólo en WW.

Daniel Tanuro, en Sin permiso, en el artículo titulado Das Auto Kapital: Detrás del escándalo de Volkswagen, explica lo poco que hace la Unión Europea y los países que la componen, para hacer que se cumplan sus propias leyes.

Así pasa que se regulan las emisiones, se establecen los estándares, que por cierto son el doble que en los EEUU, aunque no vayáis a pensar que piensan más en la salud de su gente, simplemente es porque en los EEEU el diesel casi no existe (del 1 al 3%); eso explica que con las emisiones de CO2, sí son más tolerantes en los EEUU que en Europa.

El caso es que dictamos leyes y normas pero después no hay nadie para hacer que se cumplan- Los reguladores que desregulan. El estado al servicio de unos pocos, abandonando su función de servir al bien común. Y no quiero ni pensar qué se diría si en vez de hablar de alemanes con esa imagen tópica que les damos de serios, responsables, éticos y trabajadores, habláramos de latinos, españoles o griegos por citar a algunos.

Un culebrón. Merece la pena leer este artículo. Se entiende muy bien el tema de las desregulaciones, de quién intenta mandar y de la contradicción entre capitalismo y vida.

No obstante, esto de las desregulaciones siempre se refiere a los trabajadores porque el CEO dimitido de VW tenía un importante blindaje económico.

Un fracaso total del sistema capitalista con esa tontería elevada a ideología sobre la regulación (auto) de los mercados. Este caso demuestra una vez más, la absoluta imposibilidad de las grandes empresas de autorregularse

Es un sistema económico envenenado en dónde ese veneno nos mata porque literalmente nos lo tragamos, lo respiramos por la piel o emponzoña nuestro psiquismo.

WW ecológico 2Pensemos que una consecuencia de todo esto es que muchos de los informes sobre el estado de medio ambiente y sus correspondientes planes de protección ambiental, están sesgados, porque se basan en pruebas falsas.

Seguro que podemos saber cuánto le costará a VW, cuánto nos ha costado a la ciudadanía en subvenciones a “vehículos limpios”, cuánto caerán las acciones, cuánto perderán unos accionistas y ganarán otros, cuál será el importe de las multas (porque estamos hablando de economía no de delito penal científico, ) cómo se van a matar las empresas automovilísticas entre ellas cuál selva feroz, cómo los partidos pedirán la comparecencia de los ministros de industria, no de salud… y muchos aspectos económicos, pero nunca vamos a saber , cuántos cánceres ha ayudado a producir cuántas muertes cuántos actos médicos en nuestro maltrecho Sistema de Salud cuánta infelicidad y desgracia y cuánto nos costará en dinero y en muertes, porque el aire, a diferencia de los coches no se va arreglar de la noche a la mañana y nuestras vidas, aunque trabajemos en la SEAT, de operarios o directivos va a estar mediatizada por la atmósfera enferma que respiramos

La parte de responsabilidad que nos toca, además de las votaciones que hacemos cuando hay elecciones, también implica cuestionarnos si nos estamos preocupando más por si el coche es +- potente o +- contaminante. Y cuestionar su uso masivo.

Somos adultos y ya no nos es posible cerrar los ojos y pensar que con ello, como hacen los niños, no veremos que si seguimos pensando que somos ilimitados y que el planeta no tiene fin, seremos como los directivos de VW que, me juego lo que sea, buscarán dos o tres culpables sin asumir que la responsabilidad se extiende a todos los niveles.

Olga Fernández Quiroga