Las 1.001 maneras de privatizar la Sanidad Pública en Catalunya

noviembre 10, 2014

Oh, sí, se equivocan los que piensan que el Gobierno catalán está tan entretenido en el proceso independentista que no se ocupa de otras cosas….bueno al menos al Conseller de Sanitat, Ruiz, le han relevado de tan excelsas ocupaciones y él a lo suyo.

Veréis, en Catalunya somos muy sutiles con esto de las privatizaciones. Muy poco a poco, sin que se note demasiado, sin enfadar mucho a nadie, lo vienen haciendo desde el inicio de las transferencias, aunque últimamente viendo que en Madrid y otros sitios del Estado, “van per la dreta” se han animado mucho y si no hubiera sido por la cascada corrupcionista (corruptores, corrompidos, defensores de los corruptores…etc) en el Departament de Salut, irían a mucha más velocidad.

Pero siguen yendo, no paran y aquí os explico un bonito método privatizador, practicado asiduamente, aprovechando esta noticia del diario el País firmada por Jessica Mouzó Quintás.

Supongamos que soy el hospital público A y el Cat Salut, el organismo proveedor del Departament de Salut de Catalunya, me concede para este año 100€ para realizar operaciones de cataratas. Como cada operación vale 10 €, pues me llega para realizar 10 operaciones.

– Uy, Sr. Cat Salut,-dice el hospital público- es que tengo 20 operaciones más para realizar. Las pongo en listas de espera.

– Uy no- dice el Cat Salut- que el Honorable Conseller Ruiz, después del lío que organizó en el Parlament dando datos “inexactos” (por no decir falsos) sobre las listas de espera, ha prometido que ninguna operación esperará más de 6 meses.

– Entonces ¿Nada de listas de espera? Bien, nos incrementan el presupuesto. No hay problema, podemos asumir perfectamente el trabajo. ¿Abrimos esos quirófanos que hemos cerrado y están inactivos?

– No, no hay presupuesto. Lo solucionamos a la catalana. Les vamos a derivar esas 20 operaciones, a los hospitales privados. Lo harán muy bien y problema solucionado. Además, hay que repartir, que de eso se trata, que todo el mundo pueda ganar. Es lo justo. Y el Conseller puede decir que cumple su promesa respecto a las listas de espera.

Y aquí se debería acabar la historia, con ese dinero que no había, pero que hay…pero no. La historia no se acaba y tiene cola. Resulta que surgen, ¡ay! problemas postoperatorios.

– Que los pacientes vayan al hospital privado dónde se han operado si surge cualquier problema.

Pero los hospitales privados dicen:

– Lo siento. No puede ser. El trato es realizar la operación. Sólo nos pagan por esto. Nada más.

– Y ¿qué hacemos entonces con los pacientes que tienen problemas?

– Eso ya no es problema nuestro mafalda

Plata en los cabellos… Oro en los dientes… Piedras en los riñones…  
Azúcar en la sangre…
Plomo en los pie
s...
Hierro en las articulaciones…
Y una fuente inagotable de Gas Natural en el vientre.

¡¡¡Nunca pensé que a partir de los 50
pudiera llegar a tener tanta riqueza interior!!!

 

Así que, sin el optimismo de Mafalda, los pacientes vuelven al primer Hospital A, que puede ser la Vall d’Hebrón, Bellvitge, el Hospital del Mar….etc. porque aún sigue existiendo eso que llaman Sanidad Pública, aunque ya no sea universal y allí son atendidos, también con dinero público.

¿Imaginativo verdad?

– Claro, ¿Cuál es el problema? Win Win (todos ganamos).

Si alguien tiene alguna mínima duda de que no estamos hablando de recortes, sino de un plan perfectamente planificado para la destrucción del Sistema Público de Salut y que se llevará a cabo (si no lo evitamos), fase por fase, que vaya a la Consellería de salut y seguramente lo contratarán.

En esta historia faltan la voz de los pacientes y la voz de los ciudadanos. Ahora ya, sin ninguna gracia.

La de los pacientes, que sufren arrastrando su enfermedad de un sitio para otro y que son tratados como simples organismos, en el mejor de los casos, sin que importe su sufrimiento. Sólo son lo que vale una operación de cataratas (supongamos). Sin más.

Y falta la voz de todos nosotros, las de los ciudadanos, considerados como idiotas, como le gusta decir a Esperanza Aguirre, la ex-Presidenta de la Comunidad de Madrid y promotora de la privatización salvaje en la sanidad madrileña.

– A la gente, qué más les da quién está detrás del hospital A o el B. Lo importante es que les atiendan y ya está.

Otro día analizaré esta idea que comparten muchos gobernantes respecto a sus gobernados o siervos o votantes y que nunca alcanzamos, para ellos, la categoría de ciudadanos.

Olga Fernández Quiroga

 

Anuncios

La falta de credibilidad del Departament de Salut (del Conseller Boi Ruiz)

marzo 24, 2013

Hoy quiero compartir esta reflexión que nos explica el Dr. Josep Martí Valls, del CAPS  y que subraya dos interesantísimas cuestiones de fondo.

1) Que la credibilidad de las instituciones, esa que ha perdido Ruiz, el Conseller de Sanitat del Gobierno catalán, es “esencial” para poder gobernar, y sin ella nada se puede hacer. Otra consecuencia de esta estafa política, que llaman crisis, y que ya se ha instaurado en la sociedad. Nos costará muchísimos años y muchísimos esfuerzos volver a recuperarla.

2) Que por encima de los protocolos, están las personas, siempre, pero en  salud muy especialmente. También esencial.
—————————–

“Esencial” o mejor decir “apropiado”, una buena iniciativa que puede fracasar por falta de credibilidad del Departament de Salut

El día 7 de marzo fui a una jornada de presentación del proyecto “Essencial” , que para mí sería mejor llamarle “apropiado”, por parte de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña , dependiente del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya. Para los presentadores, el proyecto Essencial significa “añadir valor a la práctica clínica”, y lo explican así:

“… identificación de prácticas de poco valor, priorización de recomendaciones, comunicación activa de las recomendaciones y evaluación del impacto de las recomendaciones…”

De hecho, es una voluntad de reducir la variabilidad en las indicaciones clínicas (esto es bueno), mejorar la calidad y la sostenibilidad del sistema haciéndolo más eficiente, haciendo lo que hay que hacer y no haciendo lo que no tiene evidencia o consenso de efectividad. El proyecto es copia de espacios similares de otras Agencias de evaluación en Salud, como la inglesa NICE  o la australiana, con los principios de “más no siempre es mejor” o “Do not do”.

Esto, que me pareció una buena iniciativa, tanto los presentadores del proyecto  como las experiencias que se expusieron en la jornada, hicieron hincapié en la reducción de costes que representaba, interesante en un momento de crisis económica, etc. y al día siguiente, los medios de comunicación insistieron en esta valoración económica, incluso en titulares.

También se oyeron en la red voces escandalizadas diciendo: “quieren recortar más, para ellos sólo cuentan el dinero, al final nos dejarán morir…, ya que algunas de las experiencias que citaban los medios eran, no hacer radiología en lumbalgia inespecífica sin afectación neurológica antes de las seis semanas (este proceso, generalmente benigno, suele “curar” en menos tiempo) o bien no hacer mamografía, si no hay factores de riesgo, por debajo de los 50 años, etc.

¿Que quiere decir esto? Quiere decir que una buena iniciativa, si no hay confianza y credibilidad en la administración, si crees que ésta engaña o hay demasiadas sospechas de corrupción encubierta, la iniciativa puede fracasar. Y eso es lo que ocurre en estos momentos con el Conseller de salut de Catalunya quién, por cierto, llegó a la jornada que debía inaugurar, dos horas después de la inauguración, cuando ya se habían marchado de la entrada un grupo con batas blancas y pancartas en contra de él. Es como si él mismo propusiera un pacto anticorrupción o por una mejor sistema sanitario público, después de las políticas llevadas a cabo hasta ahora. Creo que el Sr. Boi Ruiz debería dimitir para hacer creíbles unas nuevas políticas.

Otra cosa sería hablar con los profesionales, de hasta qué punto se deberían seguir las recomendaciones del proyecto (como los protocolos) porque, por ejemplo, yo mismo, unos días después de ir a la jornada, tuve que saltarme la primera recomendación. Explico el caso.

Se trataba de una señora de 80 años internada en una residencia, con una historia de lumbalgia muy aguda, en tratamiento por su médico con analgésicos, sin radiografía lumbar, como indica la recomendación (internacional en este caso) pero al cabo de 15 días de no mejoría del dolor y la discapacidad funcional, tanto la paciente como los familiares que la visitan están muy preocupados y nerviosos: ¿qué tendrá? si será una cosa fea… etc y yo recomiendo la maldita radiografía. Van a urgencias de un hospital, hacen la radiografía e informan que es normal. La paciente, al día siguiente ya había mejorado clínicamente y la familia estaba más tranquila. Quizás tendremos que saltarnos, en algunas ocasiones, las recomendaciones generales, para atender a pacientes concretos.

Pep Martí (CAPS) 11 de marzo 2013

Lágrimas negras, un título apropiado. Bebo Valdés (in memoriam) y Diego el Cigala

 


M.A.T.O. Microorganismos Asociados de Toxicología Ordinaria

febrero 4, 2013

M.A.T.O. quiere agradecer a los responsables del ramo sanitario (Mato en el estado, Ruiz en Catalunya, Lasquetty en Madrid, Echaniz en Castilla-La Mancha…etc.), su enorme trabajo y empuje para animarnos a hacer pública nuestra asociación, que agrupa a una gran diversidad de microbios, virus, bacterias y demás organismos (micros), que pululamos por el mundo mundial con nuestra ideología igualitaria, que nunca discrimina ni por edad, ni por sexo, ni por raza ni por país, ni incluso por razones económicas. Nosotros estamos en todos los sitios, nos multiplicamos con facilidad y estamos alborozados por estas facilidades que se nos están dando para extendernos y reproducirnos en el Estado Español.

Nuestro acrónimo, es un homenaje a la ministra estatal del ramo, Ana Mato y estamos seguros que le hará ilusión pensar que ha contribuido a una causa tan universal y común como la que define nuestra existencia.

Foto: Fidel Soler Cervera

Prometemos extendernos por todos los sitios, sin fronteras, ni dentro del país ni dentro de las ciudades, sin discriminar unos barrios de otros ni naturalmente unas personas de otras. En este sentido sí que lamentamos no poder ofrecer alguna garantía a nuestros muy queridos promotores, los susodichos responsables del ramo sanitario, ya que seguro que entienden la enorme dificultad que conlleva discriminar a una persona en una epidemia. Seguro que entenderán nuestra posición y serán comprensivos. Quizás pronto podrán recibirnos en sus casas (nuestra casa es el cuerpo, claro).

Próximamente tendrán noticias nuestras. Sepan que estamos trabajando duramente para reproducirnos en mutaciones cada vez más potentes y eficaces, y estamos seguros que con la inestimable ayuda de la nueva organización del sistema sanitario promovida por  nuestros mentores, lo vamos a tener mucho más fácil.

M.A.T.O.

PD: e-Criterium, no ha tenido más remedio que publicar este post. Comprenderéis el por qué, aunque desgraciadamente eso no me da ninguna inmunidad…snif, snif.

Olga Ferenández Quiroga