El fraude Volkswagen, la contaminación ambiental y el ninguneo de la salud pública

enero 29, 2016

Dias después de escribir este post sobre VW, planteado como un claro atentado contra la salud pública y el medio ambiente, recibí un mail de Salvador López Arnal, pidiéndome realizar una entrevista sobre el tema. Le dije que sí, claro.

Aquí está, publicada en dos partes en Rebelión, 

La primera parte en Rebelión.   Y la segunda parte en Rebelión

Reseña en Periodistas en español. com

Y la entrevista completa publicada también en la revista número 335 de diciembre 2015 del Viejo Topo.

En todo este tiempo han ido apareciendo informacines en los diarios, charlas de tertulianos en la radio y en la tele y me sigo sorprendiendo de que casi nadie plantee la cuestión desde el ámbito de la salud pública, que para mi es el verdadero problema.

Pasó la cumbre del clima en Paris, que aunque se presente como un éxito, es un fracaso para los ciudadanos, para nuestra salud y para la salud del planeta, “nos enteeramos” de los problemas de contaminación en muchas ciudades, como Madrid y Barcelona…pero la conciencia del problema es muy leve, así que vuelvo a la carga.

Le agradezco a Salvador su propuesta y la publico en el blog, porque creo que en los próximos meses/años veremos, si no ponemos remedio ahora, como el medio ambiente se convertirá en uno de los mayores problemas del mundo, de nuestras ciudades, de nuestros cuerpos y de nuestro planeta
He escrito en el blog otros post sobre el tema de medio ambiente y salud

Aquí tenéis Salud y Medio Ambiente, cuaderno de la bona praxis, con versión en castellano editado por el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) y elaborado desde CAPS (Centre d’ Análisi i Programes Sanitaris)

O la reseña sobre el estupendo libro : ” avui actius i demà radioactius”

O el post sobre la contaminación de los atunes.

Sobre el accidente nulear de Fukushima .

O el informe de Medio Ambiente y Salud y esa medida de reducir la velocidad de entrada de los coches en la ciudad de Barcelona, que se tomó cuando gobernaba el tripartito de izquierdas y que fue una de las primeras que derogó el gobierno de Convergència i Unió en cuanto tuvo el poder, lo cuál indica el grado de preocupación cero que demuestran sobre este tema.

O incluso el post sobre disruptores endocrinos.

En todos ellos, como suelo hacer, encontraréis enlaces y razones razonadas.

Micro horizontal

También, podéis mirar este estudio de la Fundación Roger Torné sobre los efectos de la contaminación en los niños, una población especialmente en riesgo, tanto por el hecho de que su sistema inmunitario aún está en “construcción”, como porque se pasan más tiempo en el espacio público. Resulta particularmente definitivo este estudio que demuestra un hecho concreto: la reducción del tránsito en las ciudades, disminuye el número de crisis de asma de manera inmediata.

Sólo este dato ya sería suficiente para que la ciudadanía tomáramos conciencia de inmediato y ejerciéramos toda la presión necesaria tanto a las instituciones como a la industria para abordar de una vez por todas esta lacra tan invisibilizada.

El estudio de la Fundación también alerta de los problemas asociados a la exposición prenatal: abortos precoces, partos prematuros, malformaciones cardíacas congénitas, bebés con bajo peso y enfermedades congénitas del sistema respiratorio.

O este metaanálisis de hace dos años del Enviromental Health Journal , que se centra en los problemas cardiovasculares.

O la “Plataforma per la Qualitat de l’Aire” creada en Catalunya, que proclama el derecho a respirar aire limpio.

En definitiva: los estudios están, las demostraciones científicas también, ¿qué mas necesitamos?.
Ya no podemos hacer cómo que no sabemos, cómo que no pasa nada, cómo que todos estos problemas de salud vienen de la nada, de plagas bíblicas o del hecho de que no cuidamos nuestra salud, que diría nuestro ya afortunadamente ex Conseller de Salut en Catalunya, Ruiz, que intentaba explicarnos que la salud pública no existía ni para nosotros ni para su responsabilidad en el cargo que ocupaba.

Repito estas ideas clave:

  1. Los motores de combustión son incompatibles con nuestra salud. Hay que empezar a actuar ya. Ahora. Otras muchas ciudades en el mundo y en España ya lo han hecho.
  2. Las grandes corporaciones empresariales no se autorregulan Nunca. Su voracidad es ilimitada. Viven en un mundo en dónde la única regla que reconocen es su propio beneficio
  3. Los supuestos controles institucionales o no existen o fallan deliberadamente. Somos la ciudadanía quién debe exigirlos.

 Olga Fernández Quiroga

Anuncios

POBRES Y RICOS, DERECHOS vs CARIDAD

octubre 10, 2011

Hubo un tiempo, pongamos a principio del siglo pasado, en que la sanidad era considerada un bien privado. Había médicos que se esforzaban en asimilar los conocimientos empíricos de la época, en el ejercicio libre de la profesión. Y había también un tipo de asistencia que hoy diríamos de beneficencia, de caridad, para los sectores sociales más desfavorecidos.

El concepto de seguridad social, implica un encuadre o ideología muy diferente: cobertura universal, una amplia cartera de servicios y el derecho de acceso para todos los ciudadanos. Este derecho de acceso universal, para todos, pobres y ricos, es contradictorio con la caridad ejercida hacía los más pobres, unos pocos. Hablo del concepto de ciudadanía.

Son dos modelos, dos concepciones de la sociedad, dos ideologías diferentes.

La que teníamos hasta ahora para definir nuestro modelo de salud era la de la prestación universal, como un derecho de ciudadanía. Es una idea arraigada en la población, que utilizan tanto ricos como pobres y que aún nadie se atreve a contradecir directamente, planteando abiertamente un modelo caritativo tipo norteamericano y  menos ahora  cuando ellos intentan poner las bases para ir hacía un modelo parecido al nuestro

Bajo el nombre de “retallades”  , “adecuación a la crisis” u otros términos retóricos, se están realizando acciones para desmantelar este sistema universal y de derecho y dado que no se atreven a decir claramente que desean ese sistema de beneficencia, se buscan rgumentos y conceptos esgrimidos no sólo por la derecha ultraliberal, que ya le corresponde, sino por una izquierda neo-progre, que destaca precisamente por haber dejado de utilizar esos servicios públicos que pretende “salvar”.

Algunos ejemplos.

¿Por qué tienen que tener sanidad gratis los hijos del Sr. X (ponga el nombre del Sr. Botín o similar) si se los pueden pagar?

Descarguemos el sistema público, enviando a los ricos a mutuas y sanidad privada (que por cierto casi no queda, porque es concertada).

Ahora, de paso, despidiendo médicos

¿Por qué voy a  pagar impuestos de servicios que no uso?

Ya que las desigualdades sociales están creciendo a ritmo exagerado, ¿por qué no hacemos políticas públicas para favorecer a los más pobres (o personas con pocos recursos económicos) y nos dejamos de tanto universalismo?

El argumentario va más o menos en esta dirección. Argumentos con mucha lógica y de sentido común.

Primera cuestión tramposa: dado que las desigualdades no surgen por generación espontánea, algo estamos haciendo mal, pero que muy mal, para que crezcan, en vez de decrecer. O para que sean los propios ricos quienes pidan ¡que les aumenten los impuestos!

Lecciones en Desigualdades Sociales en Salud de Javier Segura del Pozo

Analicemos los argumentos  Hay que dedicar  los impuestos para darles salud a los pobres, que los ricos ya se lo pagarán ellos ¿sí?. Sin lujos, claro. Para qué gastar en tres médicos si con dos tienen bastante. Para qué caros aparatos tecnológicos si con un poco de cariño tienen de sobra. Para qué van a probar el caviar si los pobres no saben apreciarlo.

Adivinad por dónde irían las cosas, perdón, cambio el condicional: por dónde irán las cosas. En cuanto la sanidad pública sea cuestión de unos pocos, y esos pocos sean los pobres, dejará de tener influencia pública, puede que tenga influencia religiosa caritativa, pero será un asunto marginal. Y el resto de la ciudadanía, la clase media-media, media-bajita y media-alta, a competir en el mercado: cuando puedas pagar, pagas y cuando no, te mueres o te pasas a la caritativa, a ver qué hay.

Y los que puedan pagar mucho y bien, que recuerden siempre que estarán tratando con una empresa en dónde es muy probable que primen los beneficios, entiéndase operaciones, tecnología de escaparate, lujo vacío…

La izquierda, por su parte, se esfuerza en decir que los pobres (las clases desfavorecidas), serán las que más sufran los recortes.

También argumento cierto, aunque incompleto. Lo vamos a sufrir todos, toditos todos.

Yo quiero vivir en una sociedad con un sistema de salud público y universal, en dónde la definición de salud sea la elaborada en el X  Congrès de Metges i Biòlegs de Llengua Catalana, celebrado en Perpignan en septiembre de 1976.

LA SALUD ES AQUELLA MANERA DE VIVIR QUE ES AUTÓNOMA, SOLIDARIA Y GOZOSA

Las personas que elaboraron esta definición, lo hicieron argumentando una por una todas las palabras utilizadas.

En este momento en que ya no se andan con sutilezas, como dice Baos en su blog , sino que están en fase de desmantelar de manera brutal, violenta y zafia tanto el Sistema de Salud como otros servicios públicos básicos, quiero reivindicar esta definición, su vigencia, su valencia ética, su solidez intelectual y para ello iré definiendo  en sucesivos posts, palabra a palabra lo que aquellos sabios pensaron para nuestro Sistema de Salud hace 36 años y que aún estando en vías de construcción (frágil), está a punto de ser derruido.

Quiero una sanidad (o educación) universal, con igualdad de oportunidades para todos, para las clases ricas y las clases pobres. Una cuestión de justicia social, de servicio público y de servicio publico de calidad. Y a partir de ahí decidimos cómo tenemos que contribuir. Luego, si las clases ricas no quieren utilizarla, es su decisión.

Otra cosa: la equidad, lo equitativo, ya se le supone.

Y me parece adecuado finalizar con este post en el blog de Julio Bonis, con Serrat y  una Junta de Mr. Botín  y con este divertido montaje de vídeo en forma de hip-hop y subtitulado en español de la pelea HAYEK vs KEYNES

 

Un abrazo a pobres, ricos e intermedios.

Olga


Funcionariado, ciudadanía y tijeretazo

julio 18, 2010

No soy funcionaria. Lo digo por si acaso y me disgustan los comentarios de todos aquellos que se han alegrado de los recortes salariales al funcionariado.

Sí, sé que hay aspectos de las administraciones públicas en general y del Sistema Sanitario en particular, que funcionan mal, que se pueden mejorar, que no siempre la burocracia agiliza las cosas, aunque a veces es necesaria para que pueda ser garantista. Todo esto es cierto, pero también lo es que no es privativo de lo público. Qué os voy a contar de la épica necesaria para contactar con las operadoras telefónicas o cualquier otra compañía suministradora o conseguir que te traten como un ser humano desesperado en cualquier aeropuerto cuando cancelan vuelos y billetes…sólo por citar los ejemplos más populares de grandes compañías y negocios privados. Me abstengo de citar a la banca y su gestión.

La diferencia con las administraciones públicas, está en que la ciudadanía formamos parte de ellas, las hemos creado nosotros para gestionar nuestra actividad cotidiana y por lo tanto, nosotros deberíamos tener la capacidad de mejorarlas o cambiarlas. Quizás primero comprender. Lo intento.

El argumento más repetido: el empleo fijo como privilegio. Como dice en este artículo de Rebelión, Jose Arturo Val del Olmo: tener un empleo estable no es un privilegio, sino una condición de imparcialidad política.

Esta es la razón de ser y la que debería primar: que los empleados públicos, puedan actuar con independencia, sin sometimiento a los cambios políticos. Dado el alto porcentaje de interinaje que existe actualmente, es fácil preguntarle al interino que trabaja en una administración pública qué le pasa si dice “no” a cualquier cargo o carguillo que desee privilegiar algún asunto o asuntillo saltándose las normas.

Sí, creo que el funcionariado debería estar fuera del control político, porque como muy bien dice Alberto Ortiz de Zárate (alorza en la red), en Administraciones en red, cada nuevo maestrillo que entra intenta cambiarlo todo: circuitos, impresos oficiales, carteles, normas…y funcionarios si puede.

“… En Francia, dicen que dicen que “el ministro se casa con su Ministerio”, lo que es una manera de decir que el funcionariado está fuera de control. Los políticos son como estrellas fugaces que se consumen en un frenético viaje, pero los funcionarios permanecen. Son ellos los que hacen la Administración. Muchas veces, el personal fijo mira con bienhumorado escepticismo al alto cargo recién nombrado que viene a reformar la Administración, una vez más…”

Estupendo este post-ficción de administración 2.0 especulando con un mundo feliz sin funcionarios.

Y todo esto tiene consecuencias. Iremos desgranando. Empiezo por la salud. Un aumento de la mortalidad, como dice Javier Segura del Pozo, en Salud pública y algo más, al presentarnos el estudio sobre cómo afectan los recortes sociales en Europa a la salud de la gente.

Comprender, es la mejor manera de poder exigir a nuestras administraciones, y al funcionariado que trabaja para hacerlas funcionar, cosillas como la transparencia, que dice Marc Garriga en Caldo casero / Brou casolà , aunque no sólo a las administraciones. A todo bicho viviente, excepto quizás, cucarachas, topos y todo esos animalillos que desaparecerían sometidos a la luz y a la claridad.

El chiste de Forges, claro

Buenas y saludables vacaciones.

Olga Fernández Quiroga


Apuntes de la Jornada “Cómo mejorar la Calidad Democrática en el ámbito de la salud y el sistema sanitario”

mayo 19, 2010

…y se hizo la jornada. 105 inscripciones y 78 asistentes

Cuando estoy en el comité organizador de cualquier evento, lo que más me preocupa es la asistencia. Superada esta preocupación,(¡gracias por venir!) me queda la queja de no haber podido disfrutar de ese ratito de charla, en ese tiempo estupendo del intermedio y del café. Tuve que conformarme con saludos rápidos a cambio de resolver algunos problemillas para que el acto transcurriera lo mejor posible.

Estoy contenta de su desarrollo, añadiendo una autocrítica: aunque decidimos limitar el tiempo de todas las intervenciones para dialogar con los asistentes, (15’ a las ponencias 10’ para las intervenciones de las entidades y 5’ para los invitados de la fila 0), hubiera deseado más tiempo para escuchar a la gente que asistió y dialogar un poco más.

Acordes y desacordes
Anoto, a modo de resumen, acordes y desacordes, siendo los primeros aquellos sonidos de coincidencia en ponentes, invitados, fila cero y asistentes y los desacordes sones a modo de frases sueltas que no tienen mayor importancia que el haberme llamado la atención.

Los acordes para la calidad democrática
Necesidad de transparencia. Devolución de la información. Mejora continua de la Sanidad Pública. Colaboración. Diálogo. Debate. Aceptación e impulso de la disensión. Deliberación. Compartir decisiones

Y los desacordes

– El lucro no es un concepto saludable en salud
– La fragmentación en la organización sanitaria, dificulta la participación
– Buenos profesionales, buena medicina
– La Sanidad funciona gracias a los usuarios y a los profesionales
– La participación exige transparencia, inteligibilidad y devolución de la información
– Si no se puede decidir, la participación en los órganos reglamentados, no funciona
– A veces parece que las instituciones funcionen como un muro de contención para la participación
– Las instituciones tienen que responder siempre
– Los órganos de participación tienen que ser participativos y con funcionamiento horizontal
– No tenemos Governanza Democrática
– Hay gestores institucionales que ven la participación como una cesión de su poder político
– Hay mecanismos de control pero ¿funcionan?
– ¿Quién controla a los controladores?
– La participación como manera de mejorar la calidad del servicio y la política
– Cuando las instituciones penalizan la disidencia y están a la defensiva es una pérdida de la calidad democrática
– Hay una deriva hacía el impulso y dotación de recursos para la biomedicina hospitalaria en detrimento de la atención primaria
– En salud, nadie tiene el conocimiento
– Se envían muchos mensajes culpabilizadores a la población
– Un tumor está muy presente en el sistema, pero queda diluida la persona que lo sufre.
– Las administraciones no lo pueden hacer todo
– La participación es una parte de un todo. Con ella todos ganamos o todos perdemos
– En salud los indicadores de resultados son referencias, no deberían ser determinantes
– Protagonismo en la participación en salud, quiere decir que tienes derecho a decidir.
– Quisiera un sueldo digno para los profesionales y no incentivos. Los incentivos son para dedicar a los pacientes.
– En el único consejo de participación decisorio, el del Servei Català de la Salut, están proveedores y sindicatos, no ciudadanía
– La atención primaria tiene que ser accesible y próxima
– Hay que hacer rendición de cuentas, porque se utilizan recursos públicos
– Los profesionales más satisfechos con sus sueldos son los que tienen buenas condiciones de trabajo.
– Una queja tiene valor porque es susceptible de respuesta
– Tenemos que pensar que todos vamos en el mismo barco
– En salud la eficacia se toma como eficiencia económica.
– El paradigma de la libre competencia en proveedores de salud, dificulta el control democrático.
– Son más útiles los Consejos de Salud en donde también participan los proveedores.
– Las administraciones que consideran la participación como una colaboración, toman decisiones compartidas y potencian la responsabilidad de toda la sociedad.

Cada frase puede ser objeto de discusión. De momento lo dejo ahí, aunque añadiré con mucho gusto, a través de comentarios, todas las frases y opiniones que a vosotros os hayan llamado la atención.

Y gracias a los/las autoras: Marc Rius y Fernando Pindado (Direcció General de Participació Ciutadana), Pep Martí (CAPS), Cesca Zapater (FOCAP) Carmen Gómez de Bonilla (APQUIRA), Jaume Benavent (ICS) Rosario Jimenez Leal (CAP Vallcarca –Sant Gervasi), Marta Solé
(Hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona), Isabel Ribas (Ajuntament de Barcelona), Antoni Barberà(Dempeus per la Salut Pública) Roger Bernat (Associació Catalana Defensa de la Sanitat Pública ACDSP), Carme Valls-Llobet(CAPS), Griselda Martin (UGT) Toni Tuà (CCOO) y muy especialmente a todas las personas que participaron como asistentes.

Ah, casi se me olvida : precariamente me estrené, enviando algunas de las frases de los conferenciantes vía Twitter.

El power point de mi presentación podéis encontrarlo en Slideshare

y próximamente en la Web del CAPS

Olga Fernández Quiroga


Con Garzón

mayo 17, 2010

Con Garzón y lo que representa. No es la primera vez que en este
blog de participación ciudadana en salud, escribo sobre el tema de
la guerra civil. Lo hago ahora de nuevo, para sumarme a las voces
que utilizando tanto medios digitales como analógicos, queremos hacer llegar al juez Garzón nuestra solidaridad en lo personal y nuestro apoyo en la causa que instruyó para investigar los crímenes del franquismo.

Debiera quedar claro para todo el país, simplemente con escuchar las discusiones, los apasionamientos, la intensidad de las emociones, que no se puede pasar página sin haberla leído antes, que ya no podemos esperar mucho más para airear, para clarificar, para afrontar ese pasado nuestro, para que realmente sea pasado y pase, circule, porque si no lo vamos a tener siempre ahí, estancado, en el fondo, y dispuesto a salir a la menor removida. Y cuanto más tiempo pase, peor oleará, más nauseabundo nos parecerá. Y más daño nos hará.

Quiero decirlo especialmente desde este lugar de participación ciudadana, acotado al ámbito de la salud, pero formando parte de la sociedad que tiene como objetivo hacer de la democracia un quehacer cotidiano, un ir construyendo día a día. La democracia como una construcción de la ciudadanía. Por eso considero este apoyo un acto democrático.

Además, quisiera añadir, por la parte que me toca como profesional de la salud mental, que me concedo cierta autoridad, resultado del trabajo de investigación que tuve la oportunidad de realizar sobre los efectos psicológicos de la guerra y la postguerra en la población actual. Toda la población.

Y,desgraciadamente,y hasta dónde yo sé,en nuestro país, a diferencia de otros países en donde sí se han habilitado espacios en los servicios públicos de salud para tratar esos efectos(a las personas que padecen esos efectos), aquí aún está pendiente

Podéis consultar las dos partes de ese trabajo en Slideshare
Olga Fernández Quiroga


Farmacéuticas, periodistas, “periodistas entre comillas” y ciudadanía activa.

enero 28, 2010

Quiero escribir sobre muchas cosas, y una y otra vez, se me presenta la gripe porcina y todas sus ramificaciones. Veamos: hace un mes, en plena efervescencia marketinguera (de marketing) de la vacuna y después del ya famoso vídeo de la Dra. Forcades, el diario “El País”, publicó un artículo con el título de desmontando a la monja-bulo.

Hubo numerosos lectores que protestaron, entre ellos yo misma, enviando esta carta que transcribo y provocó la intervención de la defensora del lector, Milagros Pérez Oliva, la monja y las teorías de la conspiración.

A Milagros  Pérez Oliva, defensora del lector:

Apreciada defensora del lector:

Soy lectora de “El País”, desde sus inicios. A veces estoy más o menos de acuerdo con lo que leo, me gusta más o menos, pero es la primera vez que escribo. Y lo hago a la defensora del lector, no únicamente por el cargo, sino por quién lo ocupa, Milagros Pérez Oliva, a quién considero una de las pocas personas que en Catalunya puede hablar con autoridad, sobre el tema de salud y sistema sanitario, en ruedas de prensa, seminarios, comunicaciones… en fin en todo lo que conlleva su función pública como periodista experta en este tema. Y lo digo porque se nota mucho su ausencia para perjuicio de los lectores y en no pocas ocasiones, contento de quienes convocan esas ruedas de prensa que  cada vez más se encuentran con periodistas que conocen muy poco del tema que tratan.

No sé si es el caso de los que firman el lamentable artículo que “El País” publicó el domingo 1 de noviembre con el título “desmontando a la monja – bulo”, pero lo parece.

Ese artículo contiene todas y cada una de las acusaciones que se vierten contra la médica y Dra. Teresa Forcades:

  • su “hábito” de periodistas. También parecen serios, aunque dudo que actúen con buena intención
  • sus medias verdades, sus acusaciones veladas. Si dudan de los títulos académicos de la Dra. Forcades, que se molesten un poco en investigarlos y así, sus lectores, podríamos estar informados  de, si además de médica, que eso sí lo dan por cierto, también es Dra. Supongo que conocen la diferencia entre ser médica y ser doctora.
  • sus descalificaciones. A ella y a la ciudadanía. En la, mal escogida analogía con Mary Poppins.
  • la calificación de “librito” para su libro sobre las farmacéuticas. Transmítales también que no es su “única publicación”. Les apunto uno más: la teología feminista en la historia”. Fragmenta editorial, sll 2007. Un minuto de trabajo en la Red.

Y unas cuantas observaciones

  • la defensora del lector debería ilustrarles con todo el historial de “errores” de la farmacéutica Baxter, aunque pueden encontrarlo por si mismos en esa Red que es “ineludible”, también para las Big Pharma, incluida la Pfizer de “el jardinero fiel” y que los dos periodistas conocen. Emilio de Benito creo que puede hablar del caso novartis en el acceso a los medicamentos.
  • por si  acaso únicamente han visto el vídeo, hágales llegar el documento escrito de la  Dra. Forcades, en donde todas las afirmaciones están documentadas, a excepción de la conspiración, que ella misma dice que se arrepiente de decirlo. Es la única afirmación no documentada. Quizás, si en vez de conspiración, ponemos “interés y beneficio comercial” nos suene más a tono con el discurso imperante que utiliza terminología económica para expresar casi todo. Seguramente el redactor jefe de Sociedad, que también escoge en su recuadro el tema de la conspiración, empleando el mismo tono, le resultaría más cómoda esta terminología. Lo digo por su especialización en economía.
  • y referente a la vacuna en sí, no voy a  molestarme en indicar todas las comunidades científicas que han mostrado su desacuerdo, prevención, oposición… Lo pueden encontrar en la red con un poco de trabajo de investigación y me gustaría que pudieran cuantificar el dineral que se han gastado (en campañas musicales, nóminas diversas, millones de folletos, presiones de todo tipo…etc.) y la fabulosa campaña de marketing, en promocionar la vacuna.
  • Alguien debería plantearse cómo es posible que un vídeo que dura casi una hora, sin ningún aditamento publicitario, ha sido visto por medio millón de personas (no sé si la cifra ya ha aumentado)

Otra cosa más para información de los periodistas que la encuentran “ilocalizable”: la Dra. Forcades está en Berlín (Alemania). Ignoro si desea o no contestar a las demandas de “El País”, pero los mismos periodistas escriben que ha aparecido en muchos medios de comunicación.

Y por último: nunca me he preguntado sobre el tema del conflicto de intereses respecto a los periodistas, pero ahora sí ¿cuál es la situación de los redactores de “El País”, respecto a posibles conflictos de intereses? Y en concreto ¿existe algún conflicto de intereses en el caso de este artículo?

Siento muchísimo el tono del artículo. Estoy segura que los dos periodistas podrían haber mostrado su desacuerdo de una manera más leal y creíble.

Gracias y saludos cordiales

Barcelona, miércoles 4 de noviembre de 2009

Olga Fernández Quiroga (simplemente como lectora)

Pues bien el país publica el 22 de diciembre un nuevo artículo el dolor como quinto signo vital, firmado por Mayka Sánchez y también a raíz de las protestas de los lectores (¡esto es participación ciudadana!),  de nuevo debe intervenir la defensora del lector.

Y lo hace de manera contundente, desvelando detalladamente todos los hechos con el título de Avances médicos con intereses ocultos y el subtítulo elocuente: “Un reportaje sobre el dolor muestra la eficacia de ciertas campañas de la industria farmacéutica para promover sus productos. La ocultación de las fuentes induce a engaño”

Me parece paradigmático de otros muchos casos que ocurren cotidianamente, aunque no cuenten con una Milagros Pérez Oliva para aclararlos. Vale la pena alargar un poco este artículo y utilizar este caso para construir este relato:

Fabricamos cápsulas ?

Un laboratorio que desea promocionar uno de sus productos, un medicamento para el dolor, crea una llamada plataforma sin dolor, a iniciativa de la Fundación Grünenthal, alojada en la Web de Grünenthal Pharma, que se definen así:

“Grünenthal Pharma es parte de la empresa multinacional alemana Grünenthal GmbH y se dedica a la investigación, desarrollo, producción y comercialización en España de productos farmacéuticos de prescripción.

Grünenthal Pharma está especializado principalmente en Dolor, y ocupa el segundo puesto en el mercado farmacéutico del Dolor en España. También tiene una fuerte implantación en Sistema Nervioso Central y en Ginecología. Grünenthal Pharma cerró el ejercicio 2008 con un crecimiento del 7,8% respecto al año anterior, lo que le sitúa en el puesto nº 9 del ranking español de laboratorios españoles por crecimiento.

En total, Grünenthal Pharma emplea aproximadamente a 500 personas “

Esta plataforma cuenta también con el apoyo de la Fundación para la Investigación en Salud, FUINSA (que tiene un apartado de salud y género, aún vacío) y informen que está dirigida por un grupo de profesionales independientes

Sí, se trata de la Web de unos laboratorios farmacéuticos. Hasta aquí, nada deleznable.

La Fundación edita una guía para periodistas, con estos objetivos

“Guía para periodistas. Entender el dolor”

  • La Guía recoge las claves necesarias para entender todos los aspectos que rodean el dolor de una manera divulgativa y fácil de entender
  • Su contenido sintético y práctico hace de este libro una herramienta muy útil en la actividad periodística diaria

Y surge el artículo citado, que además de provocar la protesta de muchos médicos, al sugerir que tratan inadecuadamente el dolor de sus pacientes, induce a que uno de ellos, Enrique Gavilán, un médico de familia de Plasencia que escribe este blog tan interesante llamado el nido del Gavilán, “el lugar dónde pongo mis huevos”, se dedique a realizar una investigación para comprobar cuáles son las supuestas excelencias de este fármaco. No las encuentra, así que sospecha que aquí hay publicidad encubierta y conflictos de intereses no declarados.

En efecto es así. La periodista que escribe el reportaje nos informa de un Congreso en Lisboa (¡OH, Lisboa, qué buena elección!) sobre el dolor al que ella asiste, loa las excelencias del fármaco citando a expertos y estudios varios…y omite todo lo demás. A saber: que los expertos, el congreso, su viaje a Lisboa, la Fundación, la campaña y la plataforma…están financiados por los laboratorios productores.

Dentro de todo el embrollo, me alegro que cada vez sean más las personas que utilizan la red para compartir su conocimiento. ¿Se les pegará algo de esto a las farmacéuticas?

La foto, de Gonzalo Zapata, es de Flickr bajo una licencia Creative Commos. Se titula ¿Fabricamos cápsulas?

Olga Fernández Quiroga


Gripe porcina y otras pandemias

octubre 7, 2009

Si tenemos que preocuparnos por la pandemia de moda, la gripe porcina/A/H1N1, dedicándole mucho dinero público y exquisita atención mediática, porque se supone que eso es ocuparnos de nuestra salud, propongo que lean el artículo de Emilio Lledó, del diario El País Pandemia y otras plagas, para pre-ocuparnos, en el sentido de empezar a tomar conciencia, de otras pandemias más letales e insidiosas por su progresivo deterioro  cerebral; a saber: la corrupción política, los beneficiarios privados de lo público, el poder económico extrañamente extrañado de la situación económica de nuestro país, el abandono de la sanidad pública… más los que cada uno podamos añadir a raíz de nuestra reflexión. El mío: pensar que el miedo impulsará una ciudadanía pasiva, miedosa y poco participativa.