Enfermería rural

Pilar Álvarez, Pili. Enfermera. 16 años en la consulta local de Candín de Ancares, pueblo rural y término municipal del Valle de Ancares en León.

Las cosas han cambiado mucho. Población envejecida, con una media de 70 años, principalmente mujeres y viudas. De 500 a 300 cartillas actualmente y en invierno, la gente se va unos meses, lo que a la larga puede repercutir en la frecuencia del servicio.

Hace año y medio que conseguimos que hubiera consulta de enfermería todos los días. Empezamos con dos días, luego tres y ahora venimos diariamente médico y enfermera. Evitamos que la gente se desplace 20 kilómetros.

Se define a si misma, con una gran sonrisa, como una “enfermera de pueblo”. ¿Qué es?

Ir a los domicilios, atender a la gente en su medio, en sus casas. La gente es muy agradecida. Muy respetuosa. Se ponen contentos. Me explican cosas. Es como una relación familiar. Hablamos. Más allá de la técnica o utilizando la técnica como excusa, hablamos. Les tomo la tensión y aprovechan para explicarme cosas. Me cuentan su vida, sus problemas. Hay necesidad de hablar.

Tiene una teoría al respecto.

La gente se ha despegado de la iglesia y se ha arrimado a lo sanitario. En vez de confesarse… hablan con el médico o la enfermera.
Lo relaciono con las depresiones. Antes salían, se reunían, hablaban. Había mucha relación comunitaria, incluso en los trabajos: recoger la hierba, majar. Se compartía mucho. Ahora se ha perdido. Se pegan a la tele y están solos. Menos mal que nos hacen caso y salen a pasear. La ruta del colesterol le llamamos.

También se ponen tristes cuando tienen que abandonar el pueblo. Cuando fallece el hombre, la mujer se queda hasta que puede, pero a la inversa no. Las mujeres permanecen, los hombres se van con lo hijos o a una residencia.

Cuando hay alguna enfermedad, las mujeres lo asimilan mejor. Ellas cuidan de sus enfermos: maridos, madres, suegras u otros familiares. Son las cuidadoras principales.

Como me gusta tanto mi trabajo le encuentro pocas cosas negativas: los inviernos, que a veces son duros y a veces la falta de tiempo, aunque sé que, comparados con las ciudades somos privilegiados, pero siempre me apena dejar la consulta descolgada cuando hay alguna reunión. Me gusta ir con calma.

Respecto a las patologías más prevalentes, quizás los colesteroles, las hipertensiones, algo de diabetes. No hay enfermedades respiratorias, como en la zona minera del centro de salud. Pocos problemas digestivos, pocos cánceres de mama.

La relación con el médico es buena. Cada uno tiene sus funciones. Nos respetamos, comentamos los historiales de los pacientes, colaboramos. Cierto que en este entorno si hubiera una relación problemática sería muy duro, pero si es buena, es estupenda.

Tocamos algunos otros temas: la enfermería comunitaria, el Sistema Sanitario, la Primaria y la hospitalaria.

La salud comunitaria es un tema pendiente. En el centro de salud
hacemos talleres sobre patologías determinadas o sobre problemas sociales, pero aquí aún no. Espero preparar algún taller de memoria junto con la asistente social.

¿El Sistema Sanitario? Además de los recortes, me preocupan dos temas: las listas de espera y la gestión.
Las listas de espera no van más allá de 6 meses ¿sabes por qué? Porque no citan más allá de esos 6 meses. Es lo que desprestigia y deteriora la sanidad pública. Debería haber un equipo para lo más urgente y otro para lo cotidiano.

Han hecho un hospital comarcal nuevo pero con pocas camas más y la población se ha incrementado. Falta de personal. Cardiología, trauma, ginecología, cirugía. La gente no puede estar 8 meses con dolor en un hombro o con una hernia. Lo solucionan yendo a la privada. Si hay un tumor o algo urgente, sí que es rápido y se ocupa la Seguridad Social.

Escucho a compañeras de hospitalaria decir que les han mandado máquinas que no pueden utilizar porque no hay personal. Como ejemplo cabria decir que no serviría de nada tener 4 aparatos de radiología si sólo hay 3 radiólogos.

Es también un problema de gestión. Los gestores tienen que gestionar. Creo que si la Sanidad estuviera gestionada por gestores, iría mejor, independientemente que hubiera direcciones médicas, direcciones de enfermería…..etc. Me da rabia, porque son cuestiones que se podrían solucionar bastante bien.

Nosotros en primaria, a día de hoy, tenemos los recursos que necesitamos y cuando nos hace falta material, si está justificado, me lo conceden sin ningún tipo de problema.

Olga Fernández Quiroga

2 respuestas a Enfermería rural

  1. […] La charla con Manuel, completa la serie “rural/sanitaria” que comencé conversando con Luis, el médico,  y seguí con Pili,  la enfermera […]

  2. […] el tema rural/sanitario que comencé conversando con Luis, el médico, rural y seguí con Pili, la enfermera […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: